El pleno de la Cámara de Diputados aprobó reformas para aumentar a 20 años el tiempo de inhabilitación de policías, militares y funcionarios penitenciarios que, en un acto de corrupción, colaboren para la fuga de reos de cárceles federales.

Las reformas a los artículos 150 y 164 del Código Penal Federal, que buscan ser una respuesta a los actos de corrupción que se revelaron en la segunda evasión en el 2015 del narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán, fueron aprobadas por unanimidad de 406 votos, y el dictamen fue turnado al Senado.

La reforma permite inhabilitar hasta por 20 años al servidor público que favorezca la evasión de algún detenido, procesado o condenado; asimismo al funcionario que, perteneciendo a alguna corporación policial o de las Fuerzas Armadas, forme parte de una asociación delictuosa, sin menoscabo de que sean sometidos a proceso penal.

En otro tema, el presidente de la Comisión de Seguridad, Jorge Ramos (PAN), y los también diputados panistas Arlette Muñoz Cervantes y Federico Döring presentaron una iniciativa de reforma al artículo 10 de la Ley de Extradición Internacional, para que sea obligación del gobierno federal antes de extraditar a cualquier narcotraficante, negociar con el otro país el porcentaje de bienes y recursos que quedarán en poder de México.