A propósito de la fuga del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo, de un penal de máxima seguridad en julio pasado, la Cámara de Diputados reformaría el Código Penal Federal para establecer, entre otros cambios, que al preso que se fugue se le impondrán de seis meses a tres años de prisión adicionales a la pena que esté purgando, y que si se trata de un sentenciado por delito grave la sanción adicional será de uno a cuatro años de cárcel.

Actualmente, la ley no prevé aplicar sanción adicional alguna al reo que se fugue.

El referido código vigente establece que al preso que se fugue no se le aplicará sanción alguna , salvo que concierte la huida con otro u otros presos y alguno de ellos huya con él o ejerza violencia en las personas al escapar, en cuyo caso la pena aplicable será de seis meses a tres años de prisión.

El grupo parlamentario del PAN promueve además precisar que cuando se trate de servidores públicos no aplicará la disposición en vigor que ordena que si la reaprehensión del prófugo se logra por gestiones del responsable de la evasión éste se hará acreedor de una pena de 10 a 180 jornadas de trabajo en favor de la comunidad.

Los diputados federales panistas proponen también eliminar de la citada normatividad el artículo 151 que establece que a los ascendientes, descendientes, cónyuge o hermanos del prófugo, y sus parientes por afinidad hasta el segundo grado, que colaboren en la fuga del reo, no se les aplicará la sanción correspondiente.

El Código Penal Federal ordena a la fecha que se aplicarán de seis meses a nueve años de prisión a quien favorezca la evasión de algún detenido, procesado o condenado.

Y que si el detenido o procesado estuviera inculpado por delitos contra la salud, a quien favoreciera su fuga se le impondrán de siete a 15 años de prisión; si se trata de la evasión de un condenado, quien le preste ayuda irá 20 años a la cárcel.

Desde la óptica de los legisladores de Acción Nacional, la legislación vigente tiene que reformarse porque tras el vergonzoso último escape del Chapo, ahora que el capo ya fue reaprehendido, no verá incrementada su sanción, puesto que su fuga no se realizó por medios violentos, ni sus familiares que lo hubieran ayudado a fugarse podrían ser procesados por ese delito.

[email protected]