El gobierno del estado de Morelos dijo que emprenderá acciones administrativas y legales para reponer el Mando Único en el municipio de Tlaquiltenango, donde su presidente municipal, Enrique Alonso Plascencia, tomó el lunes el control de las instalaciones de la policía municipal, que estaban bajo operación de la Comisión Estatal de Seguridad.

El comisionado de Seguridad de Morelos, Jesús Alberto Capella, aseguró que el pasado lunes, cuando el alcalde echó a los 34 elementos del Mando Único del municipio, se decidió no entrar en confrontación, porque el alcalde Enrique Plascencia iba a acompañado de mujeres y niños en la manifestación que hizo para sacar a los elementos. Capella aseguró que los 150 manifestantes que acompañaron al alcalde recibieron entre 35 y 120 pesos por acudir al acto.

Respecto de lo dicho por el alcalde, en el sentido de que los policías del Mando Único han extorsionado a los habitantes de Tlaquiltenango, Alberto Capella respondió: Es un absurdo, totalmente falso .

Calificó como un acto arbitrario y de profundo desdén a las instituciones del gobierno y la República la acción de Alonso Plascencia, al tomar las instalaciones de Seguridad Pública, que estaban bajo el control del Mando Único, pues recordó que hay una sentencia de la SCJN que avaló el decreto emitido por el gobernador Graco Ramírez, para aplicar el Mando Único en 15 municipios, incluidos Cuernavaca y Tlaquiltenango.

Por su parte, el perredista Enrique Alonso dijo que no cometió ningún delito. Todo el peso de la ley si se me comprueba algo . Desmintió tener cercanía con la delincuencia organizada y argumentó que los delitos, como la extorsión, se incrementaron hasta 50% con la aplicación del Mando Único.

[email protected]