En las próximas horas, peritos del Grupo Especial de Reacción Inmediata (GERI) de la PGR realizarán una reconstrucción topográfica y criminalística en el sitio donde fue acribillado Rodolfo Torre Cantú y su comitiva el pasado lunes, quien era representante de la coalición Todos Tamaulipas, a manos de un grupo armado de por lo menos 15 sicarios.

Fuentes federales y estatales de Tamaulipas precisaron que policías investigadores de la PGR y tamaulipecos buscan testigos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (IPN), asentado en el kilómetro 7.5 de la carretera Ciudad Victoria-Soto la Marina, a 15 kilómetros del aeropuerto a donde se dirigían antes de ser ejecutados.

Las procuradurías General de la República (PGR) y General de Justicia del Estado (PGJE), se encuentran a la espera de la evolución de los cuatro lesionados, actualmente atendidos en el área de terapia intensiva del Hospital General, después de ser sometidos a varias intervenciones quirúrgicas, donde son resguardados por elementos del Ejército y federales, lo que permitiría contar con más elementos para integrar en el peritaje final.

Hasta el momento consta en la indagatoria conjunta estatal-federal que se utilizaron armas AK-47, R-15 y pistolas automáticas .9 milímetros, tras contarse casi un centenar de casquillos detonados en el sitio de la agresión.

Los vehículos presentan escasas huellas.

Aunque aún no es concluyente el avance comentado, el paso del convoy en el que iba el candidato fue frenado por un tractocamión, para después hacer descender a los ocupantes de las camionetas de campaña, colocarlos boca abajo y acribillarlos.