El comisionado nacional de seguridad, Renato Sales Heredia, confirmó la falsa alarma que provocó un hombre que aseguró que había una bomba en el vuelo 714 de Volaris que despegaría del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México con destino a Cancún.

La aerolínea Volaris informó que alrededor de las 8 de la mañana un pasajero a bordo del vuelo 714 hizo una amenaza de bomba y de inmediato se procedió con los protocolos de seguridad correspondientes.

El avión se colocó en una posición remota dentro del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde fueron desalojados los pasajeros y se inició la inspección de la aeronave.

El comisionado nacional de Seguridad dijo que se realizaron los protocolos de seguridad en el aeropuerto y se determinó que no había ningún artefacto explosivo dentro del avión, mismo al que ya se le permitió lugo el despegue.

Versiones de pasajeros difundidas en redes sociales precisaron que un joven ? en aparente consumo de alcohol o drogas abrió la puerta del avión y activó el tobogán de emergencia, lo que desató el evento de emergencia en el vuelo 714. Sin embargo, el comisionado Renato Salas negó esta versión.

Fue una amenaza (...) pero afortunadamente fue una falsa alarma , dijo.

[email protected]