Hasta ahora, el crimen organizado paga y genera riqueza en México y en otras partes del mundo. La tarea de las autoridades es invertir el círculo económico del crimen y poner a disposición de la comunidad los bienes incautados a los narcotraficantes , como lo explicó el representante regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Antonio Luigi Mazzitelli.

Puntualizó: La incautación de bienes muestra que éstos generan trabajo y algún beneficio a la sociedad .

Se trata, dijo, de crear un círculo virtuoso de la riqueza. Detonar empleo y cultura de la legalidad.

La experiencia mundial

Existen países que sí han logrado voltear el círculo de creación de riqueza, a partir de cercar al crimen organizado.

Ahí está el caso de Honduras, en donde hay más de 40 o 50 avionetas, que fueron abandonadas o incautadas a narcotraficantes, listas para ser vendidas y ese dinero sirve para fortalecer los operativos contra el narcotráfico.

Mientras que en Costa Rica, los aviones que utiliza la policía fueron incautados a narcotraficantes. Hoy estas naves están al servicio de la comunidad.

Tal como lo muestra la experiencia internacional, aclaró Mazzitelli, se necesita empoderar a los estados y la legalidad por encima del dinero fácil .

Cambian la coca por el cacao

En Colombia se ha dado la vuelta con pasos firmes al círculo vicioso del crimen y la industria de la ilegalidad, según el experto.

La sustitución de cultivos ilícitos ha generado una importante derrama en las familias de campesinos que cambiaron la pasta de cocaína por cacao.

Incluso, los dulces del poblado de Antioquia contienen la leyenda: Este chocolate fue producido en una fábrica que antes procesaba cocaína .