Con el rechazo de Acción Nacional, en comisiones de la Cámara de Diputados avanzó una reforma a la Ley de Adquisiciones, Arrendamiento y Servicios del Sector Público que permite al gobierno federal comprar insumos médicos, sin licitación, en el mercado internacional.

Con 17 votos a favor, dos en contra y una abstención, la Comisión de Transparencia y Anticorrupción avaló la iniciativa presentada por el coordinador parlamentario de Morena, Mario Delgado.

Legisladoras y legisladores del PAN denunciaron que el grupo de trabajo convocó de forma ilegal a la reunión para aprobar dicha ley la cual, aseguraron, generará opacidad en los procesos de contrataciones públicas del sector salud y pone en riesgo la soberanía nacional para el abasto de insumos y medicamentos.

En conferencia de prensa, la diputada panista Marcela Torres dijo que la reforma permite al Ejecutivo federal realizar compras sin reglas de adquisición.

Por su parte, la diputada Gloria Romero señaló que este gobierno a pesar de que en el Plan Nacional de Desarrollo estableció que serían prohibidas las adjudicaciones directas, no sólo las ha mantenido, sino que las acrecentó.

“Es muy importante que vigilemos que el ejercicio del presupuesto, que las compras se hagan en las mejores condiciones de precio, de calidad, de oportunidad, de transparencia y de competencia”, dijo la legisladora.

Durante la discusión de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción, la diputada Beatriz Robles (Morena) aseguró que la propuesta establece que la licitación seguirá como el procedimiento que debe agotarse por regla general.

Y que la adjudicación directa se dará sólo en caso de que la investigación de mercado determine que es adecuado adquirir los medicamentos con el apoyo de un organismo intergubernamental internacional, y para asegurar las condiciones se dará previa autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“Estamos dándole oportunidad a la gente enferma de que tenga los medicamentos que necesita, de la mejor calidad, participando en esas compras con esos organismos intergubernamentales internacionales de manera transparente cuando no es posible una licitación” argumentó.

Mientras que su compañera de bancada, Beatriz Rojas, puntualizó que la reforma está apegada al marco constitucional y permitirá que México participe en las adquisiciones de la Organización Mundial de la Salud que realiza a través del Fondo Rotatorio de vacunas y el Fondo Estratégico de medicamentos por la calidad de los productos.

marisol.velazquez@eleconomista.mx