Aurelio Nuño Mayer renunció como secretario de Educación Pública; tras aceptar la dimisión, el presidente Enrique Peña Nieto designó en su lugar y dio posesión del cargo a Otto Granados Roldán.

En un mensaje a medios y frente a funcionarios de la SEP y a María Aliaga, esposa de Nuño Mayer, quien se integrará como coordinador de la campaña del virtual candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, el mandatario mexicano deseó a quien optó por dejar de formar parte de su gabinete legal “el mayor de los éxitos en sus nuevos proyectos’’.

Desde el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos y tras informar que decidió aceptar la renuncia “del maestro Aurelio Nuño Mayer”, Peña Nieto comentó que el ya exfuncionario se integró a su equipo de trabajo en el 2010 cuando él era gobernador del Estado de México, y que después lo acompañó en la búsqueda por la Presidencia de la República, cargo que detenta.

“Durante los primeros años de este gobierno, como jefe de la Oficina de la Presidencia coordinó la instrumentación de importantes políticas públicas transversales y contribuyó de manera decisiva a desarrollar los contenidos, sobre todo, a ser parte de los acuerdos que se estuvieron tomando para hacer converger el esfuerzo del gobierno y de las distintas fuerzas políticas para concretar las 13 reformas estructurales y establecer los acuerdos que condujeran a su aprobación”, relató el titular del Ejecutivo federal.

“Gracias”, pronunció en voz baja el exfuncionario que buscó, sin éxito, la candidatura presidencial del PRI que recayó en Meade Kuribreña; siempre sonriente durante el reconocimiento presidencial a su trabajo, el rostro enrojecido, las manos entrelazadas.

“Te va a ir bien. Muchas gracias. Con todo cariño. Muchas gracias”, expresó el presidente de México al momento de fundirse en un abrazo con su excolaborador, responsable, dijo, de consolidar la transformación más trascendente impulsada por su gobierno: la reforma educativa.

“Con creatividad y capacidad de concertación, dio un nuevo impulso a la política educativa en diálogo con las maestras y maestros del país, quienes han demostrado su capacidad para renovarse, su vocación docente y su amor a México. Quiero reconocer su contribución al fortalecimiento de la formación y la evaluación de nuestras y nuestros docentes así como al mejoramiento de la infraestructura escolar y a la concreción del nuevo modelo educativo que busca que nuestras niñas, niños y jóvenes, especialmente, aprendan a aprender y estén mejor formados ante los retos que demanda un mundo cada vez de mayor competencia, de un mercado laboral cada vez más exigente”.

Y recordó que, ante la devastación causada por los terremotos de septiembre en el país, Nuño y su equipo “trabajaron incansablemente, con método y planeación, para restablecer las clases e iniciar la reconstrucción de los inmuebles dañados”.

Entre las prioridades encomendadas a Granados Roldán, subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación de la SEP, cargo desde el que, aseguró el presidente, “ha impulsado decisivamente la instrumentación de la reforma educativa”, destacan las siguientes:

Redoblar esfuerzos para lograr la plena instrumentación de los planes y programas de estudio del nuevo modelo educativo para el ciclo escolar 2018-2019; continuar impulsando el fortalecimiento de las capacidades docentes de los maestros y, en particular, el servicio profesional docente, y continuar con la mejora de la infraestructura, con énfasis en el proceso de reconstrucción de los planteles dañados a consecuencia de los recientes sismos.

Granados Roldán, detalló Peña Nieto, tiene una larga y distinguida carrera en el servicio público federal y estatal, habiéndose desempeñado como oficial mayor de la Secretaría de Programación y Presupuesto, director general de Comunicación Social de la Presidencia de la República, embajador de México en Chile y gobernador de su natal Aguascalientes.

Se despide en la SEP

“El cambio y la transformación de México pueden continuar”

Aurelio Nuño dejó su cargo en la Secretaría de Educación para volverse coordinador de precampaña de José Antonio Meade, aunque semanas atrás él mismo era señalado como el posible candidato del PRI a la Presidencia.

“He recibido la muy generosa invitación del doctor José Antonio Meade Kuribreña para coordinar su precampaña a la Presidencia de la República”, fueron las palabras con que inició su mensaje a medios de comunicación y funcionarios en el Salón Iberoamericano de la Secretaría de Educación Pública.

El exsecretario enumeró las cualidades que ve en José Antonio Meade y dijo sobre quien hasta la semana pasada también era del gabinete de Enrique Peña Nieto que es una figura a través de la cual “el cambio y la transformación de México pueden continuar”.

En su mensaje Nuño agradeció primero al presidente Enrique Peña Nieto, luego a su esposa, a su madre, al final a los niños, niñas, maestras y maestros de México.

“Ha sido un honor y un privilegio servirle al presidente Enrique Peña Nieto”, destacó.

Horas antes en el Salón Adolfo López Mateos, en la Residencia Oficial de Los Pinos, el mismo presidente anunció la salida de Nuño en una ceremonia que no rebasó los 10 minutos.

Como relevo al frente de la SEP entra Otto Granados Roldán; Nuño dijo estar “convencido de que no podría quedar en mejores manos esta Secretaría”.

Granados, al asumir el cargo, devolvió a Nuño los halagos. “Le deseamos la mayor de las suertes, si le va bien a él, le va bien a México”, concluyó. (Con información de Dora Villanueva)

rramos@eleconomista.com.mx