Una farmacia, ubicada a un par de calles de la presidencia municipal de Apatzingán, fue atacada este miércoles con una bomba incendiaria por un grupo de presuntos delincuentes.

Los hechos se reportaron un día después de que elementos del Ejército y miembros de la Policía Federal se encargaran de las labores de vigilancia en la zona.

Al lugar arribaron militares y federales, quienes desplegaron un operativo de seguridad, y bomberos del municipio quienes apagaron el fuego.

El saldo del ataque e incendio a la farmacia de una mujer herida, misma que se encontraba trabajando en el interior del inmueble. La mujer sufrió quemaduras leves.

Apatzingán era uno de los dos municipios en los que las grupos autodefensas tenían planeado entrar para hacer frente a presuntos narcotraficantes; el otro municipio era Uruapan, la segunda ciudad más grande de Michoacán.

Los militares y federales desarmaron este martes a los policías municipales. Autoridades dieron que los elementos federales asumirán el control de la seguridad pública del municipio, por lo que iniciaron la revisión de armamento.

Explicó que dicha acción es parte de la estrategia anunciada este lunes para restablecer el orden en la zona de Tierra Caliente.

Con información de Milenio y Radio Fórmula

mac