De las tres entidades que el próximo año renovarán gubernatura: Estado de México, Nayarit y Coahuila, la primera encabeza los índices a nivel nacional en secuestros y extorsiones denunciados ante el Ministerio Público.

En contraste, Nayarit ha reportado a la fecha cero secuestros y cinco averiguaciones previas iniciadas por el delito de extorsión, mientras que Coahuila registra en lo que va del año 24 investigaciones por secuestro y 22 más por extorsión.

De acuerdo con el Informe de víctimas de homicidio, secuestro y extorsión 2016 del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el Estado de México, bastión electoral del PRI, registra al mes de octubre 233 carpetas de investigación por secuestro y 773 por extorsión.

El documento contiene información proporcionada por las procuradurías generales de justicia y las fiscalías en los estados, quienes son responsables de la veracidad y actualización de los datos .

En relación a las 1,105 víctimas de secuestro reportadas de enero a octubre de este año, el Estado de México encabeza la lista con 233 casos, seguido por los estados de Tamaulipas y Veracruz, con 177 y 113, respectivamente.

Mientras que de los 4,358 casos de extorsión, continúa en la cima de incidencia con 773 casos; arriba de Jalisco con 562; Nuevo León con 519; Ciudad de México con 508; y San Luis Potosí y Guerrero con 195 y 178, respectivamente.

En el rubro de homicidios, en lo que va del año el Estado de México registra 2,497 casos, de los cuales 1,893 son dolosos y 604 son culposos.

Coahuila reportó 449 casos, 212 de carácter doloso y 237 culposos; en tanto Nayarit es el estado de los tres con un registro inferior en casos con apenas 96 incidentes, 36 culposos y 60 dolosos.

El mes de octubre representó para el Estado de México la fecha con mayor incidencia en el año de homicidios dolosos con 194 casos, dos más que los registrados en enero y marzo, meses en los que se había reportado el mayor número.

Asimismo, Coahuila registró en ese mismo mes 15 homicidios dolosos, lo que representa junto con agosto, las fechas en las que ha tenido menor incidencia de estos delitos en el año. Nayarit registró apenas cinco casos.

Estado en descomposición

El partido que gane las elecciones del Estado de México en el 2017 se enfrentaría con altas tasas de delincuencia, homicidios y feminicidios, lo cual representa un estado en descomposición, exponen especialistas.

El experto en Relaciones Internacionales y Política de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rodrigo Farfán, dijo que de ganar la oposición se enfrentaría a diversos temas culturales y de opinión pública, ya que el Congreso del Estado de México está dominado por el Partido Revolucionario Institucional.

Entonces el primer año, de ganar las elecciones cualquier partido político se enfrentaría con un dique de hierro en la toma de decisiones .

El partido dirigido por Ricardo Anaya Cortés, apuesta a una alianza con el PRD, liderado por Alejandra Barrales, pero de no ser así estaría en una posición de competencia según el candidato.

Josefina Vázquez Mota se encuentra presente para poder ser candidata a la gubernatura del estado, pero también está la posibilidad de que otros actores políticos que pudieran ser candidatos como la senadora Laura Rojas, José Luis Durán y el diputado Ulises Ramírez; son los cuatro principales que podrían competir , expuso Farfán.

Si el PRI no gana en el Estado de México, tendrá una prueba imposible para el 2018; el partido está obligado a sacar el resultado si es que quiere seguir con la Presidencia, por eso los partidos necesitan una alianza para poder derrotar a la fuerza opositora en este proceso electoral , mencionó el experto.

politica@eleconomista.mx