No hubo necesidad de que se utilizaran armas de fuego, como lo informó este viernes el procurador General de Justicia de Nuevo León (PGJENL), Adrián Emilio de la Garza Santos, para que murieran 44 reos en el Centro de Readaptación Social de Apodaca.

El enfrentamiento ocurrido la madrugada del domingo 19 de febrero dentro del centro penitenciario neoleonés estuvo debidamente planeado para lograr con éxito la fuga de 30 internos de alta peligrosidad, 25 vinculados a delitos federales y cinco del fuero común. Y todos casualmente pertenecientes a la agrupación delictiva conocida como Los Zetas .

Lo que comenzó siendo una aparente riña entre este grupo y su rival, el Cártel del Golfo, inició a las 2 de la mañana de ese domingo, cuando los internos incendiaron cobijas y colchones, informaron las autoridades.

La movilización de las fuerzas civiles y federales logró sofocar los incidentes. Los informes arrojaron una cifra inicial de 20 muertos que se elevó hasta los 44. Todos por heridas de arma blanca y golpes contusos. Todos los fallecidos reclusos asentados en los dormitorios C y D o Celta y Delta, es decir, los apartados donde se encuentran los reos de mediana y alta seguridad.

Al momento de los actos violentos, en el penal de Apodaca había 43 mujeres y 25 menores de edad, quienes resultaron ilesos, reveló la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Minerva Martínez Garza. Habían permanecido en el área de visitas desde el sábado anterior, bajo la figura de visita conyugal, y cuya salida de las instalaciones les había sido negada hasta el momento en que se iniciaron los disturbios.

Los muertos, indicó el gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz, pertenecían o simpatizaban con el Cártel del Golfo, y ya se preveía que los fugados habían contado con el apoyo de las autoridades carcelarias, ya que sin realizar un solo disparo, un total de 30 Zetas abandonaron el penal de alta seguridad dirigido por Gerónimo Miguel Andrés Martínez, de 50 años, quien estuviera antes al frente de la Penitenciaría Varonil de Santa Martha Acatila del Distrito Federal, cargo del que fue removido en el 2009, por presuntos actos de corrupción.

De acuerdo con el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Francisco Javier Orduño esa información era del conocimiento de Medina de la Cruz.

UN DÍA DESPUÉS DE LOS DISTURBIOS

La mañana del lunes 20, el mandatario estatal anunció que su administración ofrecía una recompensa de 10 millones de pesos para recapturar a los prófugos, además del cese del director del sistema de Administración Penitenciaria, Ernesto García Guerrero y otros directivos del penal, a quienes investigarían junto con 18 celadores que estaban de turno al momento de los hechos. El grupo rindió su declaración ante la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y dos días después se declararía el arraigo de Gerónimo Martínez, Juan Hernández Hernández, subdirector del penal, y Oscar Laureno Deveze, Jefe de Seguridad y 26 custodios de dicho penal.

Para nosotros es duro confirmar que la traición la corrupción y la complicidad de algunos puede entorpecer el trabajo y la entrega de los buenos policías, militares y marinos que a diario arriesgan la vida por la seguridad de los nuevoleoneses", expresó el gobernador del Estado ante la implicación de los funcionarios carcelarios.

Apenas fue hasta la tarde de ese lunes cuando se entregaron los primeros 17 cadáveres. El subsecretario de Desarrollo Político, Felipe González Alanis, señaló que 12 de las víctimas mortales eran originarias del Estado y cinco serían trasladadas a Tamaulipas. El gobernador de esa entidad, Egidio Torre, informó que se activó una alerta para localizar a los internos fugados y trabajar de manera coordinada con Nuevo León.

Los diferentes órdenes del Gobierno emitieron declaraciones, ya que se evidenciaron datos como que un total de 222,927 personas están recluidas en todo el país, pero sólo hay capacidad para 176,911.

El presidente Felipe Calderón aseguró habló de una crisis:

Ahora con este problema que tenemos en algunas entidades de la República, (por ejemplo) Tamaulipas y Nuevo León que hacen crisis sus sistemas de reclusorios, estamos construyendo nuevos reclusorios en el país, casi una decena de ellos que estarán en servicio este año y es un esfuerzo que no se había hecho en 20 años , expresó.

El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, señaló que con una inversión es de 32,800 millones de pesos se construirán ocho cárceles en el país que entrarán en funcionamiento antes de finalizar el año y que tendrán una capacidad de 20,000 nuevos espacios.

En contraste a los señalamientos de sobrepoblación en las cárceles de México, Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública, aseguró que la fuga que de reos de Apodaca tiene que ver con la corrupción que hay la interior de los centros penitenciarios.

Las fugas no han sido porque tiren una pared o haya un comando que irrumpa las puertas o la torre, en todos los casos ha habido gente que les abre las puertas o les da acceso, que los libera de una manera para que los criminales tomen ventaja para su fuga", declaró.

Para cerrar el martes, un operativo federal con unas 30 unidades federales y 10 de militares incursionaron al centro penitenciario, lo cual desató la inconformidad de familiares de los internos, quienes desde el exterior lanzaron piedras y palos a unos 200 policías antimotines de seguridad pública del estado, vigilantes del acceso y perímetro del inmueble penitenciario.

De acuerdo al reporte dado a conocer durante la madrugada a familiares que se mantuvieron a las afueras del reclusorio apodaquense, el saldo de la revuelta fue de 22 internos heridos, cuatro de trasladados al Hospital Universitario a consecuencia de heridas con arma de fuego.

TRASLADO DE REOS A PUENTE GRANDE

México amaneció el pasado miércoles con la noticia de que el operativo realizado la víspera tenía como objetivo preparar el traslado de tres integrantes de Los Zetas que irían del penal de Apodaca al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Puente Grande, en Jalisco.

La subprocuradora de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparos de la PGR, Victoria Pacheco Jiménez, informó los reos eran Marco de León Quiroga, apodado "El Comandante Chavelo , jefe de plaza de esa organización en Apodaca; Mario Andrés Alcorta Ríos, "El Junior y Jorge Francisco Gámiz Vega, "El Extraño".

Más tarde, el vocero de Seguridad del estado, Jorge Domene Zambrano dio a conocer más tarde que 37 cadáveres habían sido entregados a sus familiares en el Servicio Médico Forense (Semefo) local, además de que se había logrado la identificación de 43 de los reclusos victimados y restaba sólo uno por confirmar sus datos.

INVESTIGACIONES AL ALZA

La abogada de la nación, Marisela Morales Ibáñez, hizo del conocimiento público que la Procuraduría General de la República (PGR) se sumaba a las investigaciones por la masacre de los 44 internos supuestamente del Cártel del Golfo, la fuga de 30 reos pertenecientes a Los Zetas y la colusión de servidores públicos.

Raúl Plascencia Villanueva, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), abrió también una investigación sobre los hechos y giró instrucciones para que personal del organismo lleve a cabo las tareas correspondientes.

La CNDH reitera su llamado a las autoridades responsables, para que se apliquen acciones preventivas en los centros penitenciarios del país, a efecto de evitar incidentes de esta naturaleza , advirtió en el comunicado.

A nivel internacional la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó los incidentes de Apodaca y también los suscitados en Topo Chico, ambas situadas en Nuevo León, que provocaron la muerte de decenas de reos.

La CIDH reitera que los Estados, como garantes de los derechos de las personas privadas de libertad, deben adoptar todas las medidas necesarias para proteger la vida e integridad personal de los reclusos", explicó en un comunicado.

REMOCIONES, SE ESPERAN MÁS

Como parte de los cambios y remociones ocurridos a partir de los hechos, Medina de la Cruz destituyó este viernes al secretario de Seguridad Pública estatal, Jaime Castañeda Bravo, y en su lugar nombró al general de División, Jaime del Real Magallanes.

Las cuatro líneas de acción para hacer frente a la inseguridad en los penales de Nuevo León que se pidieron a Del Real son el traslado a corto plazo de reos federales a otros penales de la entidad; el incremento de la capacidad de investigación de las policías estatales y el refuerzo de la vigilancia en el perímetro de los centros penitenciarios, así como la inspección y cateos en las cárceles de la entidad.

IDENTIFICAN A 10 RESPONSABLES

El procurador General de Justicia de Nuevo León informó este viernes apenas que ya tienen identificados a 10 reos que participaron en el asesinato de los otros 44 reclusos.

Estamos en investigación todavía. Están identificados aproximadamente 10 de los agresores, quienes desplegaron diferentes conductas", detalló, para luego agregar que conforme avance la indagatoria estarán en condiciones de proporcionar más información.