La Suprema Corte de Justicia de la Nación analizará dos amparos que se interpusieron en contra de la Ley de Extinción de Dominio del Distrito Federal.

Y es que una inmobiliaria médica impugnó la declaración de los derechos de propiedad de dicho inmueble en favor del Gobierno del Distrito Federal, en la que no se otorgó contraprestación ni compensación alguna, al considerarse que, de acuerdo con la ley, el inmueble constituía un instrumento en los delitos de delincuencia organizada y tráfico de menores.

Otra persona impugnó la resolución donde un juez estimó que no justificó su derecho al pago de indemnización por daño moral, cuando se comprobó que los médicos que le afirmaron que su hija después de nacer había fallecido la entregaron a cambio de dinero.

Sin prejuzgar sobre el fondo de los asuntos, se estará en la posibilidad de analizar los alcances y la constitucionalidad de diversos artículos de la Ley de Extinción de Dominio del DF, dada la ausencia de una contraprestación o compensación por la pérdida del inmueble, así como si ésta no violenta las garantías de seguridad, certeza jurídica y el principio de presunción de inocencia , informó la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia.

Asimismo, los ministros estudiarán la procedencia o no de la reparación del daño a la víctima, la cual consistió en otorgar únicamente una terapia psicológica a partir de la sustracción de su hija, siendo que el fondo se centra en establecer si para reparar el daño moral a la víctima es suficiente con decretar que se le brinden las terapias psicológicas o que, además, proceda fijar una suma de dinero para ella.

Finalmente está la posibilidad de analizar, desde una perspectiva de género, el artículo 50 de la citada ley, al determinar el monto correcto de la reparación del daño moral y desarrollar la solución atendiendo a la Convención Interamericana para Prevenir, Solucionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer... .

Así, la Primera Sala del máximo tribunal del país ejerció su facultad de atracción para conocer de estos dos amparos y resolver sobre el fondo de asunto, aunque cabe recordar que para ello no hay una fecha establecida.

[email protected]