La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que los trabajadores del Banco de México (Banxico) pueden percibir salarios más altos que el presidente del país en tanto se resuelve de forma definitiva la controversia interpuesta desde el 24 de diciembre de 2019.

Así quedó revocado el acuerdo emitido por la ministra Yasmín Esquivel Mossa, del 16 de enero, donde había negado la suspensión a la impugnación para el tope salarial establecido en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del 2020.

La resolución que hoy da luz verde para que a los altos mandos de Banco de México mantengan sus salarios en el nivel que percibieron en 2019, fue resuelta con tres votos a favor. Y estará vigente hasta que la Corte resuelva de forma definitiva las controversias que interpuso el cuerpo de abogados del banco central y que reclama falta de claridad para la fijación de las remuneraciones totales del Presidente de la República, que limita la posibilidad de definir los topes de los ingresos de sus altos funcionarios.

Porque no tienen prestaciones

Los más altos mandos de Banco de México no gozan de las  prestaciones que sí tiene el resto de los trabajadores como comedor gratuito; 20 días de vacaciones; apoyo hipotecario; fondo de ahorro y apoyo financiero para estudiar alguna especialidad, maestría o doctorado y facilidades para una membresía en un club deportivo, tal como está descrito en Glassdoor.com, la plataforma especializada en búsqueda de empleo.

Esto porque, tal como lo describe la Ley del Banxico, en su artículo 59, párrafo último, los miembros de la Junta de Gobierno entre los que se encuentra el Gobernador, “no forman parte del personal de la institución, por lo que no reciben sueldo, salario o prestaciones inherentes a una relación de trabajo”.

Y específicamente precisan que no gozan de aguinaldo, seguro de vida, seguro de gastos médicos mayores, prima vacacional, prima dominical ni vales de despensa.

Esperando resolución del pleno

La controversia presentada por el Banxico el pasado 24 de diciembre, es la 358/2019 donde impugnó “la remuneración total ordinaria líquida mensual neta y ordinaria total anual del Presidente de la República en numerario, sin considerar las demás prestaciones que integran la referida remuneración, en particular aquellas establecidas en especie”.

La resolución era esperada tras la aprobada el pasado 27 de mayo, donde la SCJN revocó el acuerdo que negó la suspensión de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

La medida cautelar prevalecerá hasta que el pleno de la Corte resuelva la controversia constitucional.  

[email protected]

kg