En la última década, al menos 10,000 personas migrantes han desaparecido en territorio nacional, la mayoría fueron secuestradas, denunció el director del albergue Hermanos en el Camino, Alejandro Solalinde.

Al participar en el II Coloquio sobre Violencia, Narcotráfico y Salud Mental. El impacto psicosocial de las desapariciones en México, Solalinde expresó que la impunidad y corrupción son motor de las deficiencias en las investigaciones.

El religioso detalló que el conteo fue elaborado por un colectivo de organizaciones que procuran la protección de los migrantes.

Precisó que, si bien la mayoría de los migrantes desaparecidos que han registrado son centroamericanos, también hay nacionales.

Aclaró que las cifras son conservadoras, en contraste con los más de 70,000 que calcula el Movimiento Migrante Mesoamericano durante el periodo comprendido entre el 2006 a la fecha.

[email protected]