El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que su gobierno revisa la compra de varias plantas de fertilizantes que se hicieron en gobiernos anteriores en Veracruz, Baja California y Michoacán, a fin de determinar si existió algún hecho de corrupción.

Mencionó que, por ahora, tiene conocimiento de que la Fiscalía General de la República únicamente indaga el caso específico de la compra de la planta de Pajaritos, Veracruz.

“El de la planta que se compró en Pajaritos es el tema más investigado, donde hay más elementos de que hubo irregularidades, por decir lo menos o por decirlo amablemente; pero también se adquirieron plantas en Lázaro Cárdenas, incluso reservas de materia prima en Baja California Sur, roca fosfórica. Estamos hablando de miles de hectáreas que se adquirieron, porque es otra forma de hacer el fertilizante, es otra materia prima, así como el gas y el amoníaco para la urea, son procesos distintos”, comentó.

“Esa planta de Pajaritos tiene su historia. No se entregó al señor (Alonso) Ancira, sino a otra empresa y ésta le vendió al señor Ancira, quien consideró que no era negocio poner a producir la planta y se abandonó. Luego surgió la idea de adquirirlas. Pero sí es un complejo, son muchas plantas, todas se están revisando.

“Donde hay elementos, porque incluso hay una investigación del Poder Legislativo, la Contaduría Mayor de Hacienda tiene auditorías, es en esta planta de Pajaritos”, estableció.

El primer mandatario aseguró que tras la venta de la empresa del Estado, Fertimex, en el sexenio del expresidente Carlos Salinas de Gortari, las plantas de fertilizantes quedaron abandonadas unos 20 años, como la de Camargo, Chihuahua.

“Recordemos que el Estado tenía una empresa que se conocía como Fertimex y producía todo el fertilizante. Se llegó a ser autosuficiente en producción de fertilizantes. Con la privatización que inicia Carlos Salinas se desmantela Fertimex, como otras empresas, como los bancos, todo lo que ya sabemos que sucedió; y posteriormente, esto ya en el gobierno pasado, se toma la decisión de adquirir plantas que se habían privatizado desde la época de Salinas”.