De los 67 días disponibles para recabar las 6,204 firmas que le solicitaba el Instituto Nacional Electoral para ser candidato independiente a diputado federal, Antonio Illescas Marín sólo necesitó 28 días para lograrlo. El expanista y presidente de la Asociación Civil Transformando Ideas tiene claro que ahora se acerca la verdadera hazaña: no caerse en el intento de  ganar el Distrito IV electoral federal de Veracruz.

Hasta el pasado jueves, Illescas Marín tenía reportadas ante el INE 6,944 firmas, es decir 111.9% de lo solicitado, lo que lo convirtió en el primer aspirante a candidato a diputado federal en conseguir los apoyos en Veracruz y el segundo a nivel nacional.

En entrevista, el contador público de profesión explicó que fue principalmente a través de su asociación que pudo construir una red que le permitió conseguir los apoyos. Se sumaron padres de familia, habitantes de fraccionamientos completos, así como usuarios de redes sociales.

En su camino, mencionó que se enfrentó a diversos obstáculos, aunque no necesariamente con la aplicación otorgada por el INE, pues pese a algunas fallas, ésta funcionó.

Afirmó que el hartazgo y desencanto que prevalecen en Veracruz por los políticos y partidos tradicionales le ayudaron en cierta medida a juntar los respaldos ciudadanos para que en la boleta electoral haya más opciones.

Con la ayuda de 74 personas fue recolectando las firmas que lo acercaran al umbral solicitado por el INE, pero dijo que entendió a tiempo que no tendría que buscar a los padrones activos de los partidos para conseguir las firmas porque son ciudadanos que ya tienen definido por quién votar o incluso pueden arriesgar su trabajo por darle su rúbrica y apoyo a un aspirante a candidato independiente.

“Dado el poder tan grande que se ejerce en Veracruz por parte de los partidos, antes era el PRI, hoy es el PAN. Nosotros nos abocamos a 45 % de personas que no se sienten identificadas con ningún partido político. En cada elección casi la mitad de las boletas tienen que ser tachadas o invalidadas porque cinco de cada 10 ciudadanos no sienten la representación de ningún partido político”.

Afirmó que ahora el verdadero reto es no “caerse”, como ha sucedido con diversos candidatos independientes, que el día de la elección no han logrado no sólo ser competitivos, sino ni siquiera obtener 10% de la votación emitida. “Cada día la marca independiente se va posicionando más, por eso el reto es convencer a los ciudadanos que no se sienten identificados con los políticos, hay que convencer a esos indecisos que no creen en los políticos”.

Dijo que la app es una excelente herramienta que no sólo le permitió reunir los respaldos, sino avanzar en la intención del voto, porque cada rúbrica que tiene en la base del organismo electoral representa un voto de confianza.

“Las 6,900 personas que ya me dieron su respaldo quiere decir que confían en mí, y prácticamente tengo un gran avance en cuanto a la intención del voto”.

El aspirante a candidato reconoció que llegado el momento de las campañas, el principal reto será enfrentarse a los monstruos de gobierno que hay aquí, el Federal, estatal y municipal donde con sus programas sociales obviamente tienen programas cautivos, tienen estructura que cuidan el voto y acarrean a la gente.

Por ello, manifestó el aspirante sin partido no buscará el voto como los políticos tradicionales que se enfocan en pelearse, en guerra sucia, compra de votos, dejando a un lado las propuestas y soluciones que requieren los problemas de los veracruzanos.

“La competencia que quisieron hacer independientes antecesores a nosotros fe ponerse al tú por tú con las armas de los partidos políticos. Nuestras armas y herramientas definitivamente son nuestras ideas”.

Un militante panista que no se refrendó

Illescas Marín militó durante ocho años en el Partido Acción Nacional, pero nunca fue postulado a algún cargo de elección popular por esas siglas. Dijo que hace más de dos años decidió no refrendar su militancia en esa fuerza política y mejor buscar un espacio público con el apoyo ciudadano.

“Los intereses de los ciudadanos van por un lado y los de los políticos entendí que por otro lado”, añadió.

[email protected]