Del 23 de marzo al 20 de mayo pasado se registraron 53 eventos de agresiones en contra del personal de salud en los que hubo 94 afectados directos en 20 estados del país, informó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

La delegación regional del CICR para México y América Central detalló que en los estados donde se contabilizaron más casos son: Jalisco, Ciudad de México, Estado de México, Oaxaca y Sinaloa.

Recordó que debido a esta situación, se llevó a cabo una campaña de sensibilización dirigida a la población mexicana para promover el respeto y solidaridad hacia los profesionales de la salud.

A través de una declaratoria, 13 organizaciones mundiales médicas y humanitarias que representan a más de 30 millones de profesionales de la salud, incluida la Cruz Roja, condenaron el incremento de este tipo de ataques y exhortaron a los gobiernos a hacer frente a esta problemática.

“Instamos a todos los gobiernos a actuar contra la desinformación y a garantizar que la asistencia de salud reciba protección por medio de la legislación nacional, que todos los profesionales de la salud tengan un entorno de trabajo seguro y que se ofrezca apoyo en materia de salud mental, no sólo a las víctimas de violencia, sino también a las personas que trabajan bajo niveles de estrés cada vez más altos”, se enfatizó en la declaración.

Las organizaciones, que abarcan a miembros de más de 120 países, indicaron que desde el inicio de la pandemia se han registrado 208 informes de ataques contra personal de salud en el mundo.

Manifestaron que el personal sanitario enfrenta dificultades particulares, ya que trabaja bajo presión y estrés debido al riesgo de contagio al que se expone.

“Las tasas de infección del personal sanitario alcanzan 14% del total de infecciones confirmadas en contextos donde los sistemas de asistencia de salud funcionan razonablemente bien. Este porcentaje podría ser mucho más elevado cuando la pandemia afecta a la población atendida por un sistema de asistencia de salud que ya se encuentra bajo presión por los conflictos o por la falta de inversión (de largo plazo)”, explicaron.

[email protected]