Se prevén tormentas en gran parte del país, ocasionadas por el frente frío número 4, ubicado en el norte de México, la inestabilidad atmosférica que cubre el norte y el sureste del territorio nacional y el huracán Michael.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que se pronostican tormentas puntuales torrenciales en Chiapas, tormentas intensas en sitios de Oaxaca, tormentas muy fuertes en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Puebla, Veracruz, Yucatán y el norte de Quintana Roo.

Tormentas fuertes en zonas de Sonora, Chihuahua, Sinaloa, San Luis Potosí, Tlaxcala, Estado de México, Ciudad de México, Morelos, Guerrero, Tabasco y Campeche, estado donde además se prevén vientos con rachas de hasta 50 kilómetros por hora (km/h) en las costas.

Así como oleaje de 2 a 3 metros de altura en las costas de Yucatán y Quintana Roo, posibles trombas marinas frente a la costa norte de esta última entidad.

El organismo de la Comisión Nacional del Agua informó que existen condiciones para la posible formación de torbellinos o tornados en el norte de Chihuahua, Coahuila y Nuevo León.

Indicó que a las 7 de la tarde tiempo del centro de México, el huracán Michael, categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, se localizaba aproximadamente a 240 kilómetros (km) al noreste de Cancún y a 285 al nor-noreste de Cozumel, Quintana Roo, con vientos máximos sostenidos de 140 km/h, rachas de 165 km/h y desplazamiento al norte a 19 km/h.

A su vez, el huracán Sergio, categoría 1, se localizaba aproximadamente a 2,105 kilómetros al oeste-suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, con vientos de 140 km/h, rachas de 165 km/h y desplazamiento al norte a 6 kilómetros por hora.

Sin embargo, el SMN informó que si bien no ocasionaba efectos en México, los modelos de pronóstico indicaban que en el transcurso de la semana su desplazamiento será hacia la península de Baja California.

En tanto, a través del Plan DN-III-E la Secretaría de la Defensa (Sedena) informó que se apoyaba a la población civil afectada por los efectos de Michael.

Además, en coordinación con autoridades estatales y municipales, así como de protección civil, llevaban a cabo juntas de coordinación para minimizar los efectos del meteoro que se convirtió en huracán de categoría 1.

“A consecuencia de los primeros efectos causados en la población quintanarroense, el Ejército mexicano y las autoridades estatales y municipales, así como de protección civil, llevan a cabo juntas de coordinación para minimizar los efectos del paso de la tormenta Michael, que se aproxima por el mar caribe”, detalló Sedena.