Las comisiones de capacitación y organización electoral del Instituto Federal Electoral (IFE) aprobaron el acuerdo para el recuento de votos de la elección del próximo 1 de julio, en caso de que resulte controvertida o cerrada para Presidente o para legisladores.

El presidente de la Comisión de Capacitación, Alfredo Figueroa, explicó que en el 2009 el IFE abrió 40,000 paquetes electorales y se espera que en la elección de julio la autoridad electoral pueda hacer lo mismo con 120,000 paquetes o más, en función de las solicitudes de los partidos por considerar controvertidas las elecciones.

Mencionó que la decisión del número de paquetes electorales que se abriría correspondería a cada uno de los 300 distritos electoral es del país, a solicitud de la controversia que eventualmente promueva cada instituto político.

Eso sólo lo sabremos el lunes (2 de julio) en función del proceso electoral, de lo cerrado de la competencia, de los votos nulos y de cómo venga el paquete; hay un conjunto de causales que pueden hacer que se abra un paquete electoral , abundó.

El Consejero Electoral informó que el acuerdo avalado ayer por las comisiones será presentado al pleno del Consejo General del IFE la próxima semana para su eventual aprobación.

Puntualizó que el modelo de recuento consiste en que habrá varios grupos de trabajo para la realización de esa función.

En el 2009 se abrieron 40,000 paquetes electorales en tres días; hoy, en esos mismos días, tenemos un modelo que habrá de recontar, si esa misma circunstancia ocurre, 120,000 paquetes en tres días o más si es necesario.

Ha sido analizada de la mejor forma posible y hoy estamos en condiciones de decir que tenemos un proyecto que subiremos la próxima semana al Consejo General para poner en condiciones a toda la estructura distrital, a los 300 de iniciar el proceso de diseño, de la implementación de este modelo, para los posibles recuentos incluso, de ser necesario, de 100% de los paquetes electorales en un periodo que tendría que estar en cerca de 24 a 48 horas , comentó.

jmonroy@eleconomista.com.mx