El Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) ha tomado represalias contra el agente Vince Cefalu por difundir el proyecto Rápido y Furioso en el que se permitió el tráfico ilegal de miles de armas de Estados Unidos hacia México, testificó él mismo a la agencia de noticias Fox News.

Vince Cefalu expuso que la semana pasada el ATF le mandó los papeles de término de contrato por motivos políticos. Además de Jay Dobyns, no conozco a nadie que haya sido más elocuente sobre la mala gestión del ATF que yo , expresó, por eso esto está pasando .

El agente especial de alto nivel en Dublín, California, quien trabajó por 24 años para el ATF, se vio obligado a entregar su arma y su placa.

El extrabajador del ATF habló por primera vez con esta cadena respecto de Rápido y Furioso en diciembre del 2010, previo a que los primeros reportes se hicieran públicos en febrero. Puesto de manera sencilla: permitimos que cientos de armas y decenas de traficantes cruzaran la frontera .

A partir de entonces Cefalu ha brindado información sobre el proyecto, como el número de agentes que tenía conocimiento sobre este asunto. Este escándalo desencadenó audiencias en el Congreso y un reprimenda del presidente Barack Obama al calificar a esta operación como un error grave y la especulada renuncia del director en funciones del ATF, Kenneth Nelson.

Justificación no pedida...

El vocero del ATF, Drew Wade, negó en un comunicado a FoxNews.com que la oficina está tomando represalias, pero se negó a comentar sobre el caso de Cefalu. ATF no hará comentarios sobre asuntos específicos. Es ilegal el uso de medidas disciplinarias a tomar represalias contra los empleados y el ATF no se dedica a las represalias . La carta menciona que Cefalu fue despedido por filtrar documentos a un sitio web que ayudó a crear (CleanUpATF.org) y mostró falta de sinceridad en los proyectos anteriores, en particular una operación del 2005 que llevó este agente.

Cefalu admitió que hizo pública la información sobre el caso, pero sólo después de redactar las partes sensibles y agotar los canales internos.

Con respecto al caso del 2005, la policía local quería escuchar las llamadas telefónicas de un sospechoso para reunir pruebas, pero Cefalu se opuso argumentando la ilegalidad de esa operación.

Ése fue el principio del fin , declaró Cefalu a FoxNews.com.

Nunca había tenido una acción disciplinaria en 18 años... y en el año 19, cuando presenté una denuncia, tengo mi primera evaluación insatisfactoria .

[email protected]