De gira por Nayarit y Jalisco, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió tiempo para echar a su gobierno a y los apoyos a beneficiados por programas sociales.

El mandatario federal admitió que se han presentado retrasos en la entrega de recursos de programas sociales, por ejemplo para adultos mayores o jóvenes. Sin embargo, explicó que no es por falta de recursos, pues tienen como parte del combate a la corrupción y del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019; indicó que los retrasos se deben a que aún requiere tiempo para echar a andar al gobierno.

A casi seis meses de su gobierno, López Obrador dijo que “son muchas las demandas (de los ciudadanos), todo lo que se fue acumulando, pero vamos a ir avanzando”.

“Se está tardando un poco el gobierno en entregar los apoyos a la gente, porque el gobierno no estaba preparado para atender al pueblo, era un facilitador para la corrupción. Estaba al servicio de una minoría rapaz. No le importaba el pueblo.

“Si se acaba con la corrupción y los lujos en el gobierno, no hay necesidad de aumentar impuestos ni de gasolinazos ni de endeudar al país, y eso es lo que se está demostrando en México, y va a ser ejemplo a nivel mundial aunque no les guste a los conservadores y a los fifís. No es fácil echar a andar el gobierno”, sostuvo en un acto público en Bahía de Banderas, Nayarit, y luego en Puerto Vallarta, Jalisco.

López Obrador dijo que tan sólo en el programa de pensión al doble para adultos mayores, apenas ha atenido al 80% de un total de ocho millones de personas. Dijo que el restante porcentaje pendiente de atender, dependerá “de cómo va el elefante”.

El jefe del Ejecutivo dijo estar convencido de que el país avanzará en los seis años de su gobierno, y destacó que “no acepto la reelección, soy maderista, sufragio efectivo no reelección”. Aseveró que dichos avances serán sólido para que si la oposición “vuelven otra vez (en 2024) que les cueste trabajo dar marcha atrás”.

En ambos eventos, los simpatizantes del Presidente proclamaron consignas y rechiflas contra los gobernadores de esos estados, Antonio Echevarría (PAN) y Enrique Alfaro (MC), ante lo cual López Obrador intervino.

“Ya dejen los pleitos. Tenemos que unirnos todo el pueblo. ¿Qué ganamos con estarnos peleando entre nosotros? ¡Nada! Todos juntos. Ya pasó la campaña, y ya cuando venga la campaña, entonces cada quien que agarre su partido. Pero ahora unidad de todos”, pidió López Obrador.

[email protected]