La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) a través de un decretó, declaró ayer extinto el polémico Fideicomiso de Apoyo a la Educación y el Empleo de Jóvenes del Distrito Federal (FIJOY), que había instituido con un capital de 38 millones de pesos la pasada V Legislatura, para apoyar con becas a estudiantes de bachillerato y universidad.

Sin embargo, el cuerpo colegiado de la ALDF, no dejó desamparados a los estudiantes de nivel medio y superior de la Ciudad de México, quienes podrán seguir gozando a través de otro Fondo de Apoyo a la Educación de esas becas, mientras la Comisión de gobierno a cargo de Miguel Granados, en 10 días más formaliza la desaparición del FIJOY.

El decreto de extinción, fue publicado ayer en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, con que la ALDF, derogó el artículo 84 bis de la Ley Orgánica de ese cuerpo legislativo para desaparecer el FIJOY, donde diputados locales del PAN denunciaron irregularidades en cuentas bancarias y un padrón fantasma’’ de beneficiarios.

Denuncia que se presentó incluso ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y órganos administrativos del gobierno del Distrito Federal, debido a que se detectó firmas falsificadas de algunos diputados de la V Legislatura.

El FIJOY con 38 millones de pesos, supuestamente beneficiaba a 2,700 estudiantes de bachillerato y 12 universidades públicas y privadas, escándalo que llevó al responsable de la Comisión de Gobierno de la ALDF en noviembre del 2013 a divulgar la cantidad y el padrón presuntamente inflado’’.

Con la derogación de la ley, la ALDF expuso que a partir de la entrada en vigor del presente decreto y hasta la extinción y liquidación del FIJOY, el Oficial Mayor de esta Legislatura, será el responsable de cumplir con las obligaciones de transparencia y rendición de cuentas aplicables al caso’’.

mfh