La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México ha aprobado a marchas forzadas diversas resoluciones a favor de la educación, salud, protección familiar y sexualidad para la primera Constitución de la ciudad, debido a que el documento debe ser aprobado para su publicación en el Diario Oficial de la Federación antes del próximo 31 de enero.

La redacción de la Constitución ha estado inmersa en diversas controversias debido a que las expectativas de muchos de los asambleístas era que fuera una Constitución progresista y de avanzada. No obstante, el derecho al matrimonio igualitario, el ambulantaje, el uso médico y terapéutico de la mariguana y el derecho a una muerte digna o eutanasia, son sólo algunos de los temas más polémicos dentro de la discusión y redacción de la nueva Constitución.

De acuerdo con información de Salvador Corona, de El Economista, el presidente de la mesa directiva del constituyente, Alejandro Encinas, ha dicho que el proyecto estará a tiempo; sin embargo en caso de que los diputados lo decidan podrán solicitar una prórroga.

Estos son los 7 puntos más polémicos alrededor de la Constitución de la Ciudad de México:

1. Matrimonio igualitario

El Distrito Federal fue el primer lugar en el país en el que se reconoció el derecho de las personas del mismo sexo para contraer matrimonio. Desde su concepción, la nueva Constitución de la Ciudad de México garantiza la protección de este derecho; sin embargo, en meses recientes, legisladores del Partido Revolucionario Institucional se opusieron a esta legislación e intentaron que fuera rechazada en la Asamblea Constituyente. "El PRI está interesado en sacar de la Constitución esa redacción , explicó la diputada constituyente del PRD, Lol Kin Castañeda a Desastre (http://desastre.mx/mexico/matrimonio-igualitario-en-riesgo-pri-busca-eliminarlo-de-la-constitucion-de-la-cdmx/).

Pero la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México aprobó, el 10 de enero pasado, con 68 votos a favor y 11 en contra, el artículo 16 de la Constitución de la Ciudad de México, el cual garantiza la libertad de las personas de la comunidad LGBTT para contraer matrimonio si lo desean. Esta polémica se suma a la que ocurrió durante la segunda mitad del año pasado, cuando a raíz de una propuesta del presidente de la República para que los matrimonios igualitarios fueran reconocidos por la Constitución federal, individuos y organizaciones de la sociedad civil vivieron fuertes enfrentamientos entre grupos que estaban en contra de la iniciativa del presidente Peña y aquellos que la apoyaban. Sin embargo, la iniciativa fue desechada por el Poder Legislativo.

2. Ambulantaje

El proyecto de la nueva Constitución de la Ciudad de México prevé el reconocimiento de los derechos de trabajadores no asalariados y de personas que se dedican al trabajo sexual por voluntad propia. Este punto de la nueva legislación es uno de los que ha generado gran controversia, debido a que facilita el comercio informal que se realiza en las calles de la Ciudad de México y le otorga derechos a las personas que se dedican a esta actividad.

De acuerdo con Humberto Lozano, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) de la Ciudad de México, 53% de la economía de la Ciudad de México proviene del comercio informal, el cual genera pérdidas de hasta 70% para los comercios legalmente establecidos. No obstante, según el artículo 15 de la Constitución, titulado Ciudad Productiva, los vendedores ambulantes y las personas que se dedican al trabajo sexual están considerados como trabajadores no asalariados. En el caso de los vendedores ambulantes, como se les conoce popularmente, tendrán derecho a desempeñar sus actividades en los espacios públicos de la Ciudad de México, con condiciones adecuadas de higiene y seguridad.

El proyecto también propone que los trabajadores sexuales por voluntad propia están llevando a cabo una actividad lícita y por tanto, deben tener acceso a una pensión y a distintas prestaciones, como cualquier otro trabajador.

3. Plusvalía

A raíz de la polémica sobre si la nueva Ley de Vivienda de la Ciudad de México incluiría el cobro de plusvalías que se genere en los inmuebles por la creación de infraestructura en la zona donde se ubiquen, lo cual desató una ola de inconformidades entre la sociedad y diversos organismos públicos y privados, la palabra plusvalía fue eliminada de la redacción de esta ley; no obstante, el debate se trasladó a la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, debido a que el proyecto de la Constitución que está elaborando indica que sí se efectuará una captura de valor de los inmuebles de una zona, la cual se trasladará a las arcas del Estado para la realización de mejoras de infraestructura. Éste es uno de los temas que más confunden a la población de la Ciudad de México, quienes aún no tienen claro si el término plusvalía hace referencia a un impuesto adicional que se cobrará al realizarse la venta de un inmueble. Un impuesto es generalizado, esto no es un impuesto a la plusvalía, esto es una contribución que haría una zona para una mejora , explicó el portal Propiedades.com en entrevista con Forbes México.

4. Mariguana

La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México aprobó la primera semana de este 2017 el artículo 14 de la nueva Constitución, el cual ratifica el derecho de los mexicanos para el uso médico y terapéutico de la cannabis sativa, indica, o americana, comúnmente conocida en nuestro país como mariguana, una planta cuya producción, venta, distribución y consumo ha estado prohibida desde hace casi un siglo en nuestro país. A toda persona se le permitirá el uso médico y terapéutico de la cannabis sativa, indica, americana o marihuana y sus derivados, de conformidad con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la legislación aplicable , explica el artículo.

Sin embargo, la redacción de la ley permanece un tanto confusa. Por un lado, como cualquier otra legislación local, esta ley debe estar en armonía con la Constitución federal, es por esta razón que aunque se encuentre consignada en la Constitución, habrá que esperar a que el Congreso de la Unión tome una decisión al respecto. Por otro lado, la redacción de uno de los párrafos del artículo aludido implica que el uso recreativo de la cannabis, en cualquiera de sus presentaciones, no estará de ninguna manera sancionado por las autoridades de la ciudad. En la Ciudad de México no se sancionará en forma alguna el consumo de la cannabis, excepto en caso de peligro o daño a derechos de las demás personas, conforme a los límites que fije la ley .

5. Aborto y eutanasia

El 4 de enero del 2017, la Asamblea Constituyente aprobó el derecho a una muerte digna ( eutanasia) como derecho constitucional a nivel local. A esto se suma que la asamblea la aprobación del derecho a la interrupción legal del embarazo. Ambas legislaciones han causado fuertes enfrentamientos entre organizaciones y legisladores que se definen a sí mismos como defensores de la vida y aquellos que apoyan la autodeterminación de las personas para decidir qué hacer con su cuerpo.

El artículo 11 de la nueva Constitución indica: Toda persona tiene derecho a la autodeterminación y al libre desarrollo de una personalidad. Este derecho humano fundamental deberá posibilitar que todas las personas puedan ejercer plenamente sus capacidades para vivir con dignidad. La vida digna contiene implícitamente el derecho a una muerte digna . La palabra eutanasia no figura en la redacción debido a que, según algunos legisladores, genera suspicacias que podrían provocar un descontento mal informado entre la población.

El mismo artículo indica que toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, voluntaria e informada, tener hijos o no, con quién y en el número e intervalo entre estos, de forma segura, sin coacción ni violencia, así como a recibir servicios integrales para acceder al más alto nivel de salud reproductiva posible y el acceso a información sobre reproducción asistida . Diversas organizaciones Pro-Vida continúan hasta la fecha objetando la decisión de la asamblea.

6. Revocación de mandato

Sigue pendiente en la comisión de ciudadanía, ejercicio democrático y régimen de gobierno la propuesta que figura en el proyecto de la Constitución desde sus inicios que plantea que que los pobladores de la Ciudad de México tienen la posibilidad de remover a funcionarios a través de un referéndum solicitado por la misma ciudadanía. Dicha propuesta no se ha presentado en el pleno de la asamblea, pese a que es una de las que registra un mayor apoyo de la sociedad civil.

De acuerdo con un dictamen aprobado por la Asamblea Constituyente, los servidores públicos tendrán que hacerse responsables por los delitos que cometan en el cumplimiento de sus funciones, por lo que ninguno gozará de inmunidad. Sin embargo, esta propuesta aún no ha sido aprobada en el pleno de la asamblea, por lo que aún puede ser echada para atrás. El documento que espera a ser aprobado indica que se eliminó un párrafo contenido en la propuesta original enviada por el Gobierno de la Ciudad, que indicaba que las personas titulares de la Jefatura de Gobierno, de las diputaciones al Congreso local, de las magistraturas, de las Secretarías del gabinete, de la Fiscalía General, así como de las Alcaldías no podrían ser privadas de su libertad durante el periodo de su encargo . La impunidad ante la corrupción que priva en los diferentes niveles de gobierno ha generado que esta propuesta sea una de las más atendidas por la población.

7. Salida de constituyentes

Desde su creación, la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México ha registrado la renuncia de varios de sus miembros debido a múltiples causas. El senador y líder de la Federación Sindical de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, explicó en un comunicado dirigido al coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, Emilio Gamboa Patrón, que dicha responsabilidad no es compatible con su actividad en el Senado de la República, con la labor en la atención que requiere la estructura de los 87 sindicatos que integran la central de trabajadores al Servicio del Estado, además del espacio que ocupa para atender a los Comités Estatales y Municipales de esta central .

En un caso similar, el secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, también presentó su licencia a la asamblea para dedicarle más tiempo a las actividades de la Confederación, ya que se están viviendo momentos trascendentes en el aspecto laboral .

Pero las renuncias más destacadas se han dado entre los artistas que forman parte de la Asamblea Constituyente. El poeta Mardonio Carballo presentó su renuncia a la Comisión Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la Ciudad de México debido a lo que el dictamen de la comisión de la cual era presidente se construyó con indignante racismo al que se vio enfrentando y desde el cual se construyó el articulado final . Además, Carballo refirió que el proceso de redacción de la Constitución de la Ciudad de México está secuestrado por cuotas partidarias y por personas de interés ilegítimo .

Hace unos días también presentaron su renuncia el escritor Fabrizio Mejía Madrid y el actor Damián Alcázar. Mejía Madrid envió una carta a la redacción del semanario Proceso, del que es colaborador, en la cual advierte: No serviré de aval a una Constitución neoliberal . El escritor acusó al proceso legislativo por no atender las verdaderas necesidades de los ciudadanos. Además denunció que el Partido Revolucionario Institucional tiene una sobrerrepresentación dentro de la asamblea, lo que sesga prácticamente cualquier decisión.

Por su parte, el actor Damián Alcázar fue uno de los asambleístas que más faltas registró tanto en la reunión de la asamblea como en las reuniones de las comisiones de las que formaba parte. No fue hasta que Alcázar fue evidenciado por sus compañeros legisladores y por los medios de comunicación que decidió separarse del cargo.

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx