Sara Paola Galico Félix Díaz y Jorge Alberto Rizo Oñate estaban entre los 11 pasajeros del Embraer matrícula XA-MHA de la aerolínea FlyMex retenidos antier en el aeropuerto La Aurora, en Guatemala. Ella llevaba dos meses al frente de la Secretaría de Turismo del gobierno de la Ciudad de México y ayer hubiera encabezado la premiación de la fecha 11 del campeonato mundial de la Fórmula 1, que se corrió en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Por ser pasajera VIP —y no por el efectivo que confiscaron las autoridades de aquella Nación— ha sido sujeta a escarnio. En la Cuarta Transformación, los lujos a menudo son asumidos como latrocinios. Exhibida en las redes sociales, la exfuncionaria enfrentó la polémica de manera lastimosa y tuvo que ofrecer su renuncia, para hacer valer los principios de la austeridad republicana.

Incluso antes Galico Félix había enfrentado críticas por sus nexos familiares, sus relaciones políticas que se remontan a su militancia partidista y su aproximación a la actual familia presidencial.

Una trayectoria política que inició en el 2015, tras de un discreto paso por la escena musical. Su madre, una exoficial del Ejército mexicano, ha sido la principal impulsora de su carrera política, que inició cerca de Jesús Sesma, en el PVEM capitalino tras que fracasara su primer intento de ser postulada a un cargo de elección popular en Nueva Alianza. Cercanos a René Fujiwara Gordillo —nieto de Elba Esther— le cerraron el paso.

Su vínculo familiar con dos expresidentes de México —Porfirio Díaz y Carlos Salinas de Gortari—, pero sobre todo su cercanía con la activista Rosi Orozco, eran su mejor carta de presentación entonces. De la bancada verde brincó a Morena luego de confrontarse con el alcalde de Cuajimalpa, Adrián Ruvalcaba, a quien acusó de ejercer violencia de género y obstruir su carrera política.

Galico Félix se incorporó a la bancada morenista en el 2017 y compitió contra Ruvalcaba por el gobierno delegacional, sin éxito. En el 2018 se incorporó al gobierno capitalino, como titular del Fondo Mixto de Promoción Turística.

Hace 11 meses, la también extitular del del Fondo Mixto de Promoción Turística de la CDMX recurrió a las redes sociales para argumentar sobre su boda religiosa, celebrada en la parroquia de San Agustín en pleno semáforo rojo, después de que la jefa de gobierno le hiciera un extrañamiento público por su conducta, aunque dos meses después la nombró integrante de su gabinete, en sustitución de Carlos Mackinlay.

En ciernes estaba la organización del Desfile del Día de Muertos, evento con el que se reanudarían plenamente las actividades económicas después de 18 meses de contingencia sanitaria. Galico Félix adjudicó directamente el contrato al empresario Alejandro Gou, quien viajó a Guatemala, el pasado viernes 5, y estuvo entre los ciudadanos mexicanos retenidos en el aeropuerto por las autoridades migratorias.

Ambos fueron señalados en las redes sociales el pasado sábado 6, como los presuntos responsables de haber introducido 25,000 dólares a la vecina Nación sin haberlos declarado. “Me encuentro en Guatemala en un evento social al que fui invitada. Viajé en un vuelo privado”, respondió, “es falso que haya sido detenida y que el vuelo lo pagó un proveedor. No he cometido ninguna actividad ilícita pero he decidido poner a disposición de Claudia Sheinbaum mi renuncia”.

El patrocinador del traslado VIP a la boda de Carla Humphrey y Santiago Nieto habría sido el empresario Juan Francisco Ealy Ortiz. La renta de la aeronave de FlyMex —firma de la familia Abed— no puede atribuírsele, como sugieren algunas versiones periodísticas. Otras refirieron, también incorrectamente, que hubo un millar de invitados al enlace entre la consejera electoral y el funcionario federal, que ocurrió en una hacienda de Antigua, Guatemala, por razones familiares más que por motivos de seguridad. La confidencialidad, empero, fue una condición obligatoria para los asistentes, quienes incluso con su firma se comprometieron a no revelar detalles del evento.

Alberto Aguirre

Periodista

Signos vitales

Periodista y columnista de El Economista, autor de Doña Perpetua: el poder y la opulencia de Elba Esther Gordillo. Elba Esther Gordillo contra la SEP.

Lee más de este autor