Opinión

Lectura 5:00 min

UNOPS en México se quedó corta

Avatar de Maribel Ramírez Coronel

Por Maribel Ramírez Coronel

El escándalo mundial en torno al organismo UNOPS por financiamientos irregulares que aparentemente serán incobrables y que derivó en la renuncia de su titular Grete Faremo, deja en México una sensación de desazón por el papel desordenado y poco nítido que ha ejercido en la compra de medicamentos aquí.

Sus ejercicios de compra han sido, aparte de desordenados, demasiado lentos, con resultados poco claros conforme a lo que en México el mercado está acostumbrado y dejando en larga espera para los pagos a sus proveedores que -a diferencia de lo prometido- en su gran mayoría son empresas mexicanas.

Originalmente el rol que dicho organismo internacional iba a tener en las compras de medicamentos y otros insumos de salud en México era muy relevante. Eso, conforme lo anunció el presidente López Obrador en una conferencia mañanera a fines de julio del 2020. La actual administración le abrió sin cortapisas y de tal forma las puertas al grado de que el Gobierno aceptó cambiar la Ley de Adquisiciones para que un organismo como UNOPS pudiera comprar insumos de salud.

Pero al final su papel terminó siendo secundario. El mismo secretario de Salud Jorge Alcocer anunció en el 2021 junto con AMLO que, dado el éxito no obtenido, decidían entonces recurrir a un Plan B sin incluir a la UNOPS. El propio IMSS entonces levantó la mano para hacerse cargo de la compra consolidada, y con toda autoridad, pues tiene probada experiencia en ello, pero no le hicieron caso.

A medio camino en 2021 la 4T estaba dejando a un lado a la UNOPS. Pero los directivos del organismo se movilizaron, buscaron algún arreglo y el Gobierno terminó aceptando que siguieran en el juego, pero ya solamente con una fracción pequeña de las compras. En su último ejercicio convocado en enero pasado UNOPS convocó para adquirir medicamentos e insumos por unos 5,000 millones de pesos, un monto que representa menos de 10% del total de adquisiciones de medicamentos anualmente ejercido por el sector público del país.

La duda desde entonces es si también se redujo el pago acordado a la UNOPS que en un inicio se dijo era cercano a los 100 millones de dólares. Se sabe que este año hubo una modificación al convenio firmado entre UNOPS e Insabi, pero más bien enfocado a mejorar la logística para el reparto de medicamentos y los pagos a proveedores. Y es que debido al desorden generado entre UNOPS e INSABI para el reparto, se extendieron por muchos meses los retrasos de pagos al grado de que no pocos de sus proveedores han estado al borde de la quiebra; ahí está el caso de la farmacéutica mexicana Landsteiner Scientific, que lleva Arturo Morales, misma que se quedó atorada y terminó en concurso mercantil, del cual aparentemente ya está saliendo.

UNOPS promueve en su favor que en México ha logrado junto con Insabi una desconcentración del mercado pasando de 18 a 97 proveedores quienes comparten el 80% de las compras.

Hay que decir que el Plan B del Gobierno también ha tenido sus tropiezos y, como explicamos en nuestra entrega anterior, continúan los palos de ciego en las compras en salud con el consecuente desabasto de muchas terapias para los pacientes.

A decir de los oferentes, uno de los mayores problemas con UNOPS es que tarda demasiado en sus procesos. En esta última compra empezó a recibir ofertas desde enero y casi 4 meses después apenas está avisando uno a uno a quienes fueron los ganadores, pero sin darles certeza sobre la firma de contrato. Una farmacéutica usualmente empieza a fabricar en cuanto tiene ya amarrado el contrato de compra.

En torno al escándalo internacional en que está envuelta UNOPS, algo que llama la atención es lo dicho por el embajador de Estados Unidos en la ONU para la gestión y la reforma, Chris Lu, quien ha exigido se revise el modelo de negocios, la estructura de gobierno y el personal de la UNOPS. Ello coincide con lo dicho por directivos de la industria farmacéutica en México de que UNOPS, siendo organismo público multilateral, opera más bien como empresa privada, no sólo por cuánto y cómo cobra, sino por cómo se sobrevende y cómo operan sus funcionarios tratando de sacar información privilegiada más allá de la requerida para los propósitos de su operación en México.

Y en cambio, para el mercado es importante saber la proporción que UNOPS logra cubrir en cada convocatoria y cuántas claves quedan desiertas, pero esa información el organismo tarda mucho en reportarla. Con las subastas del IMSS en sexenios anteriores la información del fallo se tenía uno o dos días después de las ofertas y en automático se conocía el nivel de bateo y la proporción de claves desiertas.

Concursa el IMSS su propia distribución

Resulta que el IMSS logró separarse del Insabi al menos en la operación logística y distribución que ha sido de lo más problemático. Tendrá sus propios operadores logísticos (OL) para su reparto. Convocó para ello a la licitación del servicio integral de logística, recepción, almacenamiento, resguardo, distribución y recolección de bienes terapéuticos. El fallo lo anunciará por Compranet este viernes 13 de mayo a las 14:00 horas. Ya sabremos cuáles OL serán los ganadores; por lo pronto podemos decir que concursan los mismos que trabajan con Birmex e Insabi. Y aquí hay que considerar que es un costo adicional que el IMSS debe sumar al costo de los medicamentos.

Mesa redonda sobre cadena de suministro

Será interesante la mesa redonda que está organizando la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos para la Salud (ANDIS) junto con otros actores del sector farmacéutico el próximo martes 17 de mayo. “La regulación sanitaria en la cadena de suministro” es el título, y estarán como ponentes la presidenta de la Asociación Mexicana de Especialistas en Derecho Sanitario, Cristina Viruega Aranda; y la directora de relaciones con la autoridad sanitaria de la Asociación Farmacéutica Mexicana, Norma Ofelia Martínez Guerrero.

maribel.coronel@eleconomista.mx

Temas relacionados

Avatar de Maribel Ramírez Coronel
Maribel Ramírez CoronelComunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA...

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.