El mes pasado, las emisoras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), presentaron sus reportes financieros correspondientes al último trimestre del 2017. De manera consolidada, el crecimiento de las empresas que comprenden el principal indicador de la BMV observó un aumento en ventas de 6.46%, mientras que el EBITDA creció 11.23% y las utilidades disminuyeron 53.63 por ciento

Estos resultados fueron descontados por los inversionistas y muestra de ello es que una semana antes del inicio de los reportes, el principal indicador se encontraba en niveles de 50,395.84 puntos, mientras que una semana después de concluidos, el mismo se ubicaba en 47,662.12 puntos, mostrando una caída de 5.4% en ese periodo.

Si bien es cierto que a lo largo del mes se tuvieron diversos factores que presionaron las acciones del mercado mexicano, también resulta evidente que los reportes corporativos no resultaron ser un factor que hiciera contrapeso para los movimientos del mercado.

En el resultado anual, las ventas del indicador aumentaron 8.9%, en tanto que el EBITDA creció 4.4%, y las utilidades netas incrementaron 22.0 por ciento. Ajustando los resultados, derivado de los distintos eventos no recurrentes de algunas compañías, entre los cuales se incluyen Femsa, Kof, América Móvil, Alfa, Alpek, Cemex, Asur y Arca Continental, el EBITDA habría mostrado un crecimiento de 7.1% y las utilidades hubieran aumentado 26 por ciento.

Cabe mencionar que estos crecimientos son calculados de manera comparable, esto es 4T17 vs 4T16 y el 2017 vs el 2016.

En esta temporada trimestral, destacó el dinamismo en ingresos y EBITDA de los sectores de consumo frecuente, minorista, minería y financiero; mientras que los resultados del sector de telecomunicaciones se vieron presionados en un entorno adverso.

En términos de utilidades netas, a pesar de los crecimientos observados en los sectores financiero, minería y aeropuertos, éstos no pudieron contrarrestar la presión del sector de consumo frecuente, construcción y telecomunicaciones, en este rubro.

El sector de consumo frecuente, registró un crecimiento de 11.4% en términos de ingresos y de 9.6% en términos de EBITDA. Los ingresos del sector mostraron un positivo crecimiento orgánico, al tiempo que también algunas consolidaciones de recientes adquisiciones apoyaron el resultado, como fue el caso de las empresas Arca Continental y Lala. Por otro lado, las utilidades netas del sector se vieron afectadas por un efecto contable en Kof, luego de que decidiera cambiar el método para reportar los resultados de su subsidiaria en Venezuela.

El resultado sectorial de empresas minoristas (retail), mostró un crecimiento de 9.6% en términos de ingresos y de 11.9% en lo que respecta al EBITDA. Lo anterior, beneficiado aún de un positivo dinamismo en el consumo de nuestro país y las mejoras observadas en rentabilidad, dadas las diferentes estrategias enfocadas en eficiencias operativas llevadas a cabo por las empresas del sector como Alsea, Liverpool, o Walmex.

Las empresas del sector de minería mostraron un trimestre positivo, donde de manera sectorial los ingresos aumentaron 21.7%, al tiempo que el EBITDA creció 77.5% y las utilidades netas subieron 102.7 por ciento. Esto fue resultado, de un mejor desempeño de los precios internacionales de los metales, comparables con lo observado en el mismo periodo del año anterior, así como mayores volúmenes de venta.

Las instituciones financieras crecieron en todos los rubros, el margen financiero con 18.1% y en utilidad neta 16.2%, favorecidas aún por un entorno de altas tasas. El sector aeroportuario mostró un aumento de doble dígito en ventas, con 10.4%; en EBITDA, de 8.4%, y en utilidad neta de 23.1 por ciento. Destacó el aumento de Asur por la consolidación de los aeropuertos de Colombia, aunque los tres grupos aeroportuarios mostrarían indicadores sólidos al final del año.

En el trimestre, el sector de telecomunicaciones reportó una desaceleración en ingresos, con una caída de 2.5% a/a, como resultado de las disminuciones de ventas de América Móvil y Televisa. No obstante, a pesar del débil resultado de las ventas, en términos de rentabilidad se observó un ligero crecimiento sectorial de 3.1%, como resultado de las mejorías en América Móvil y Megacable que compensaron los resultados de Televisa.

Finalmente, el sector de construcción observó un ligero avance en ingresos, de 3.1%, mientras que en términos de EBITDA y utilidad neta mostró disminuciones de 7.8 y 121.7%, respectivamente.

Lo anterior fue resultado, principalmente, del complejo entorno de Cemex ante mayores costos de distribución y energéticos, así como por el pago de una multa que recibió su subsidiaria de Colombia, efectos que mitigaron los resultados de IEnova y Pinfra.

Tras la publicación de estos resultados, creemos que parte de la atención de los inversionistas en el corto plazo se enfocará ahora en los resultados del 1T18, que está por concluir.

En este sentido, esperaríamos que los resultados del IT18 se encuentren un poco presionados dada la difícil base de comparación en diversos sentidos. Por un lado, el tipo de cambio promedio del 1T17 fue de 20.39 pesos, mientras que el promedio, (a dos semanas de concluir el 1T18), se ubica en un nivel de 18.82 pesos , lo que representa una apreciación de 7.7%, por lo que las empresas que cuenten con gran cantidad de ingresos en dólares podrían verse afectadas bajo este entorno.

Por otro lado, la tasa de referencia en el primer trimestre del 2017 se encontraba en 6.50%, actualmente se ubica en 7.50 por ciento. Sin embargo, las utilidades netas tendrían un mejor desempeño, dado que el tipo de cambio de cierre del 2017 fue de 19.77 pesos, frente al tipo de cambio de cierre del viernes de 18.71 pesos, lo que podría dar como resultado una menor presión en los resultados netos financieros y, por ende, contribuir a un mejor desempeño de las utilidades netas.

*Montserrat Araujo Nagore es analista en Interacciones Casa de Bolsa.