La presión por producir hoy en día más y mejores alimentos en condiciones amigables con el medio ambiente y con una filosofía de producción más respetuosa con los animales son factores que están tomando mayor peso específico para una decisión de consumo con una tendencia creciente y estarán vigentes en la preferencia de los consumidores.

En la primera entrega de este artículo, comentaba que el grado de eficiencia productiva en la producción de carne de ave se basa hoy principalmente en las premisas de:

Grado de sanidad en las parvadas, fortalecidas con controles zoosanitarios preventivos y de control.

Condiciones de alimentación propicias, aspecto en el que se tiene un gran avance al respecto y que genera el mayor costo de producción.

Elección de genética de producción adecuada, de acuerdo con las condiciones de cada unidad productiva en empresas con mayor nivel de integración vertical en procesos de producción de huevo fértil a nivel progenitor y/o a nivel de reproducción.

Condiciones de producción adecuadas al interior de casetas y equipamiento de las mismas con comedero y bebedero adecuados, dispositivos de calefacción, ventilación e iluminación en su caso.

Manejo adecuado del pollo desde su recepción y durante el total del periodo de producción, en el que la cultura de buen trato animal impulsa una producción más diferenciada ante los ojos del mercado.

Condiciones de limpieza y desinfección entre ciclos de producción, considerando el manejo propicio de la mortandad generada.

El mejor control de los aspectos anteriores propiciará la mejora sensible de los parámetros productivos de las granjas, para lo cual, hoy por hoy, existe una disponibilidad amplia de herramientas de apoyo en este aspecto.

La proyección de los negocios avícolas a través de lnternet y con el uso de redes sociales es una realidad que informa de manera inmediata al consumidor de productos de este tipo, y constituye una excelente herramienta que fortalece la aceptación de los productos ante los ojos del consumidor.

En algunas naciones desarrolladas como Estados Unidos, la tendencia de la oferta de huevo para consumo humano con tecnologías y manejo alternativo es impulsada por parte de las grandes cadenas de supermercados y las mismas organizaciones de avicultores, de tal forma que la oferta de huevo cage-free, o no de jaula, ha alcanzado 9.3% de la producción total de huevo en esa nación.

La implementación o transformación de la infraestructura al adoptar este nuevo manejo avícola de las explotaciones supondrá la necesidad de las empresas de reinvertir, dinamizando la economía de la región donde se ubiquen, impulsando a proveedores de equipo y de insumos, constructores y prestadores de servicios.

* Carlos Rubio Bezies es promotor de FIRA en la Agencia Veracruz.  La opinión aquí expresada es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]