El mercado de contenidos audiovisuales por suscripción en internet en México y el resto del mundo, se encuentra en una fase de expansión de su oferta, con una diversidad de plataformas, producciones, ofertas de valor agregado y niveles tarifarios. Por el lado de la demanda, los consumidores se siguen segmentando según sus respectivos perfiles, preferencias y capacidades económicas.

A la fecha, el consumidor mexicano cuenta con una disponibilidad de más de 30 plataformas de video bajo demando por suscripción (SVOD-Subscription Video On Demanda, por sus siglas en inglés), con niveles de precios que van desde $49 hasta los $299 pesos al mes (PxM).

Precisamente, en días recientes se alcanzó este límite superior en el precio mensual de estas plataformas, con el anuncio de Netflix del alza de más de 10% en sus planes Estándar ($196 a $219 PxM) y Premium ($266 a $299). Su renta ya se ubicaba en el nivel más alto y con este ajuste anunciado, se amplía aún más la brecha, con la consecuente pérdida de competitividad tarifaria frente a otros jugadores en el mercado, que ofrecen las mismas características del servicio (calidad 4K/ULTRA HD en los contenidos, hasta 4 reproducciones de contenido simultáneas) a menores precios.

Niveles tarifarios entre plataformas. Efectivamente, al comparar los niveles tarifarios entre planes de suscripción y principales plataformas que en su mayoría incluyen ambas posibilidades, Netflix registra el precio más alto ($299 PxM) en su plan Premium que más que duplica el promedio registrado en el mercado ($135 PxM). Sus frecuentes incrementos de precios, combinados con la agresividad y promociones tarifarias de jugadores entrantes, así como la creciente oferta de valor agregado de sus competidores, ponen a prueba la elasticidad de su demanda y, con ello, su posición preeminente en el mercado.

Entre las ofertas de sus competidores, se encuentra la posibilidad de acceder a menor precio a dos plataformas por un mismo nivel tarifario (Combo+ de + y Star+ por $259 PxM). Otros casos similares son los de Star+ ($199), Disney+ ($159) y HBO Max ($149). Destacan Paramount+ y Apple TV+ por ubicarse en el menor rango de precios de $79 y $69 pesos al mes respectivamente, los niveles más bajos en el mercado SVOD.

Así, en esta fase de creciente oferta y diversificación de plataformas, así como de competitividad tarifaria en el mercado, el nivel de precios tiene la posibilidad de convertirse en instrumento de atracción de las audiencias para jugadores entrantes o en un riesgo para mantenerlas para aquellos ya consolidados. Esto, previsiblemente, de manera especial en un país con las características socioeconómicas y de restricción presupuestal como México.

Expansión a otros mercados. También, recientemente Netflix incursionó en el mercado de videojuegos, estrategia con la que la plataforma no sólo pretende mantener su preferencia, sino también fortalecer su posicionamiento. Esta capacidad de expansión hacia mercados adyacentes ha sido posible al consolidarse como el principal oferente de contenidos SVOD con su base mundial de suscriptores que alcanza 209.2 millones al 2T-2021.

Esta jugada de creación de mayor valor agregado para sus usuarios es parte de la tendencia de otras empresas de tecnología, telecomunicaciones y medios que buscan fortalecerse a partir de extender su huella de mercado hacia otros segmentos de negocio.

Ello, vaticina retos para las autoridades de competencia, al momento de dimensionar su verdadero poder y influencia en un ecosistema de mercado en el que la oferta de dispositivos y servicios es cada vez más convergente.

Twitter: @ernestopiedras

Ernesto Piedras

Director General de The Competitive Intelligence Unit

Inteligencia Competitiva

Lee más de este autor