Para México ha sido un lastre la aplicación y el acatarnos a las nuevas reformas laborales. No sólo por falta de recursos sino porque simplemente los cursos no han sido suficientes para que toda la cadena productiva en materia laboral se ponga a la orden y adquiera la especialización requerida.

De ahí que se ha pasado la batuta a las autoridades estadounidenses. O cómo explicar que entre los acuerdos de ambos países está que en lo relacionado con los sindicatos se reponga la legitimación antes del 20 de agosto. En su defecto, perderá titularidad del contrato y trabajadores mantendrán beneficios en el mismo.

En cuanto a la Secretaría del Trabajo, al mando de Luisa María Alcalde Luján, enviar inspectores a partir de esta semana para evitar intimidación.

E informar a los trabajadores sobre el proceso y sus derechos. Hay que asegurar que el conteo se realiza en un solo momento. Establecer un mecanismo para recibir quejas.

Respecto a lo que tendrá que ajustar el sector empresarial, deberá otorgar facilidades al sindicato, a los trabajadores, a la STPS y observadores para realizar sus tareas.

Remediar intimidaciones anteriores y futuras. Establecer un mecanismo de recepción de quejas.

El Gobierno Federal, que preside Andrés Manuel López Obrador, deberá hacer lo propio, y se ha comprometido a continuar investigando y, en su caso, sancionar sucesos de abril.

En caso de que alguno de los elementos del plan no se cumpla, el gobierno estadounidense de Joe Biden podría solicitar un panel de controversia.

El plazo para completar el curso de remediación vence el 20 de septiembre de este año.

En fin, en este proceso de aplicación y acuerdos se prevé que el gobierno de EU otorgue un préstamo a México, a fin de que cumpla con la Reforma Laboral. Pero más de 100 millones de dólares es una cantidad suficiente para tener bajo la lupa a México.

AEROMEXICO EN PICADA. Grupo Aeroméxico, propiedad del empresario Eduardo Tricio, ya está buscando sus medios de defensa, tanto el ámbito legal como mediático.

La reciente ola de muertos en el clóset que le aparecieron por las operaciones celebradas con Mexicana y que finalmente la llevaron a la quiebra, lo están obligando a pedir favores políticos para evitar una tragedia como la que le propinó a su acérrimo competidor en 2010.

La tarea no está fácil y menos considerando que su gurú de empresa de medios de comunicación es Zimat de Marta Mejía. Recordemos que entre ambos orquestaron la famosa pero fallida campaña en contra de la 4T y del ahora presidente y de su partido Morena.

Como se dice, todo cae por su propio peso, esperemos que el peso de la justicia caiga sobre los responsables de delitos corporativos y sobre empresas que han actuado por encima de la ley sin consecuencias. Sin duda esto sale a la luz en el peor momento, cuando enfrentan el Capítulo 11 o Chapter 11 en Estados Unidos y cuando dependen tanto de nuevos inversionistas para sobrevivir.

Marielena Vega

Conductora

Salud, dinero y negocios

Socia Cofundadora, y conductora del programa de radio Salud, Dinero y amor. Programa de finanzas, negocios, economía y bienestar.

Lee más de este autor