Roberto Azevêdo, Director General de la Organización Mundial de Comercio (OMC), anunció que adelantaría su salida del organismo para el 31 de agosto, un año antes de lo esperado. El debate sobre quién es la mejor persona para encabezar la organización se mezclará inevitablemente con cuál es el futuro, la relevancia y el rol que debe tener la OMC.

Hasta este momento se han registrado cuatro candidatos: el mexicano Jesús Seade, el egipcio Hamid Mamdouh, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala y el moldavo Tudor Ulianovschi. La fecha límite para presentar candidaturas es el 8 de julio, por lo que seguramente veremos más candidatos.

¿Por qué es tan importante la OMC? Primero, debemos recordar que es la institución responsable de reducir las barreras al comercio, además de promover negociaciones entre los países para que éstos progresivamente ofrezcan mayor acceso a sus mercados a otros países. Adicionalmente, la OMC establece las disciplinas comerciales que los países deben respetar, y en caso de que exista alguna violación a éstas, funciona como un foro para resolver dichas disputas.

Las decisiones que toma la OMC en esas diferencias comerciales son obligatorias para las Partes; en caso de no cumplir con las recomendaciones, la Parte afectada tiene el derecho de suspender beneficios comerciales a la Parte que trasgredió dichas normas – es decir, a ejercer “medidas de represalia”, como se dice en el argot comercial.

Como podemos ver, la OMC tiene mucho peso en el sistema internacional. No obstante, es evidente que la OMC está pasando por una etapa crítica; incluso, en fechas recientes, en el Congreso de Estados Unidos se promovieron iniciativas legislativas que proponían retirar a Estados Unidos de la OMC. Eso en gran medida refleja el rechazo actual a la globalización y al libre comercio, además de ser congruente con las posturas de países que buscan reafirmar su soberanía y nacionalismo.

Pero estas críticas son inmerecidas, y nos desvían del tema realmente importante: la OMC es un factor crítico para la promoción del desarrollo económico y el mantenimiento de la paz a nivel internacional. Podemos debatir acerca de si su mandato es adecuado para el siglo XXI, si ha encauzado adecuadamente los intereses de los países menos adelantados, o si ha sido ineficaz para impedir las guerras comerciales, pero lo que está fuera de discusión es que, en la ausencia de la OMC, tendríamos un escenario de discriminación comercial permanente, donde reinaría la incertidumbre para los operadores económicos y donde los países más fuertes impondrían sus posturas a los países más débiles.

No podemos permitir que la OMC caiga en la irrelevancia; ante estos embates, es más importante fortalecer a la organización para sacar al comercio internacional de los retos inmediatos que enfrenta:

  • Reactivar el órgano de apelación, que no tiene el número mínimo de miembros para asegurar una solución ágil de las disputas comerciales;
  • Promover la negociación de nuevas disciplinas comerciales, incluyendo el actuar de las empresas propiedad del estado, los temas del ambiente digital y las nuevas áreas de propiedad intelectual;
  • Instaurar una agenda que refleje más nítidamente lleve los beneficios del comercio en el desarrollo económico, como ha sido la justa demanda de los países menos desarrollados.

A través de la atención de estos temas y de la construcción de puentes de diálogo entre los países, podremos construir un sistema multilateral de comercio ágil, fuerte y con capacidad de entregar los resultados que el mundo requiere con urgencia.

*Juan Carlos Baker es académico de la Universidad Panamericana. Durante veinte años trabajó en la Secretaría de Economía, en la Subsecretaría de Negociaciones Comerciales Internacionales, de la que fue titular entre 2016 y 2018.

Twitter: @JCBakerMx

Juan Carlos Baker

Académico

Pistas de aterrizaje

Juan Carlos Baker es académico de la Universidad Panamericana. Durante veinte años trabajó en la Secretaría de Economía, en la Subsecretaría de Negociaciones Comerciales Internacionales, de la que fue titular entre 2016 y 2018.