En el 2017 las inversiones en telecomunicaciones sufrieron una caída anual de 28 por ciento.

La semana pasada en esta misma columna comentábamos sobre las cifras publicadas en el último informe de gobierno de Enrique Peña Nieto en matera de telecomunicaciones. En la misma, se dio a conocer el análisis de CIU sobre las cifras. De las mismas, destaca que del 2013 al 2017 la inversión privada en el sector de telecomunicaciones ascendió a 328.7 mil millones de pesos, de los cuales 61,484 millones de pesos correspondieron al ejercicio 2017.

A primera vista resultan atractivas las cifras de inversiones en el sector durante la presente administración. Sin embargo, también es cierto que en el último año se presentó un efecto sumamente preocupante; el decrecimiento de la inversión total en la industria. Cabe recordar que en este periodo tuvo lugar la reforma constitucional de telecomunicaciones de junio del 2013, la cual tenía entre otros objetivos, promover la inversión que generara mayor competencia y así fomentar la conectividad a lo largo y ancho del país.

Del 2016 al 2017, el total de las inversiones realizadas por los operadores del sector sufrió una escalofriante caída del orden de 27.7%, esto es, que de un año a otro, se dejaron de invertir un total de 23,596 millones de pesos. Un efecto que, con menor grado, sólo se había observado en el 2014 ante la incertidumbre quizá de la implementación de dicha reforma.

Para entender el motivo que generó tan importante caída de inversiones en el 2017, podemos preguntar sobre la viabilidad de las reformas, los incentivos para los inversionistas, la regulación para competidores y la apertura para nuevos competidores. También es cierto que el 2017 fue un año convulso derivado de las inminentes campañas electorales para el 2018.

Un punto interesante que resulta destacar es que la empresa más fuerte del sector, América Móvil, redujo sus inversiones en 46.3% en comparación con el 2016 y desde luego esto tiene un peso importante en la balanza.

Sin embargo, el resto de operadores del sector, tanto fijo como móvil, mantuvieron el año pasado niveles de inversión similares a los realizados en el 2016. Lo anterior, resultó clave para que la inversión total del sector en el 2017, no presentara una contracción mayor. Durante el 2017, la inversión de los demás competidores juntos representó 68% mientras América Móvil representó 32 por ciento.

Si bien la caída en inversión puede prender un foco de alerta, pensando en que hay algo que no esta fomentando la inversión esperada, lo opuesto también puede ser cierto, que la competencia este encontrando incentivos para invertir en un mercado más favorable y así ampliar su participación de mercado.

Los ingresos obtenidos por los operadores de telecomunicaciones durante el mismo periodo por la prestación de sus servicios (telefonía fija, telefonía móvil, banda ancha fija, banda ancha móvil y televisión de paga), América Móvil sigue siendo el líder del segmento con 59% del total, mientras que el resto de operadores representó 41% restante.

Desde el punto de vista del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet), el desempeño de la inversión del agente preponderante en telecomunicaciones se ubica por debajo de los porcentajes de inversión que realizan operadores similares en otros países, con marcos regulatorios que también prevén medidas asimétricas para nivelar el terreno competitivo. Asimismo, el Idet recomienda un diagnóstico objetivo resulta fundamental para evitar poner en riesgo los importantes beneficios que ha traído a México la reforma de telecomunicaciones.

Las reformas en telecomunicaciones han traído retos y oportunidades a los participantes. El nuevo gobierno no debe perder de vista que el objetivo final es generar el entorno competitivo de inversión que beneficie a todos los participantes y ultimadamente a los usuarios.

Para los amantes del cine

Hoy Jueves 20 de Septiembre, en Cinemex Insurgentes, se llevará a cabo la sexta sesión de Cine + Charlas de la Retrospectiva presentada por Cinemex y dedicada a celebrar el centenario del director Ingmar Bergman, tendrá como pieza central la proyección de la película Luz de invierno (1963), una exploración del célebre cineasta sobre la espiritualidad y la ansiedad humana.

Antonio Aja

Columnista

Showbiz