El día de hoy Banco de México llevará a cabo su cuarta reunión ordinaria de política monetaria del año, la cual se suma a las dos sesiones extraordinarias llevadas a cabo el 20 de marzo y el 21 de abril.

El mercado está esperando que el ciclo actual de disminución en la tasa de interés —que comenzó en agosto del año pasado y ha llevado la tasa de 8.25 a 5.50%— continúe hoy con un nuevo recorte de 0.50% que dejará la tasa en 5.0 por ciento.

Aunque este recorte está totalmente descontado por el mercado, la atención de los especialistas estará en el tono del comunicado buscando pistas sobre futuros recortes. Después del fuerte recorte de Banxico a los estimados de crecimiento del PIB en su último Informe Trimestral de Inflación publicado a finales de mayo, parecería que hay espacio para recortes adicionales en la tasa de fondeo.

La encuesta más reciente de especialistas del sector privado levantada por Citibanamex, que se publicó este lunes, anticipa que después del recorte de hoy, Banxico podría recortar la tasa otro medio punto porcentual para llegar a 4.50%, nivel que se mantendría durante el resto del 2020.

Sin embargo, dentro de la encuesta, casi 30% de los consultados esperan que Banxico realice por lo menos otro recorte adicional de 0.25% y dos especialistas anticipan que la tasa podría bajar hasta 3.0% este año, igualando el nivel mínimo observado entre junio del 2014 y diciembre del 2015.

Sin embargo, la encuesta fue levantada antes de la publicación del dato de inflación de la primera quincena de junio que resultó superior a lo esperado por el mercado. La inflación general anual subió de 2.15% en abril, a 2.84% en mayo y a 3.17% en la primera quincena de junio. Mientras que la inflación subyacente anual se mantuvo prácticamente sin cambio en 3.66 por ciento.

Es importante destacar que este incremento en la inflación se da en medio de un desplome en la demanda agregada de proporciones históricas, lo cual no pinta bien para cuando comience a reducirse el nivel de holgura en la economía.

La combinación de un recorte en la tasa de fondeo y el aumento en la inflación anual de los últimos dos meses se traducirá en una reducción en la tasa de interés en términos reales (es decir la tasa nominal menos la inflación) de 3.35 a 1.83% desde la última decisión de política monetaria de Banxico en mayo, con lo que la tasa real regresaría al rango histórico entre 0 y 2% observado entre el 2001 y el 2017 (en algunos momentos fue negativa).

Aunque Banxico claramente está preocupado por el fuerte deterioro en el panorama de crecimiento económico y empleo, el margen de maniobra para seguir reduciendo la tasa de interés de manera agresiva se está reduciendo. Si bien las expectativas de inflación para fin del 2020 y 2021 se han mantenido estables en 3.5% en los últimos meses, el Informe Trimestral de Inflación de Banxico incluyó un incremento en los estimados para el 2020 de inflación general de 3.2 a 3.5% y de inflación subyacente de 3.0 a 3.8 por ciento.

En este contexto, es posible que el tono del comunicado de Banxico sea menos acomodaticio que los anteriores, manteniendo la posibilidad de futuros recortes en la tasa de fondeo pero de manera cautelosa.

[email protected]

Joaquín López-Dóriga Ostolaza

Socio Director de EP Capital, S.C.

Sin Fronteras

Joaquín López-Dóriga Ostolaza es Socio Director de EP Capital, S.C., una consultoría especializada en fusiones y adquisiciones fundada en 2009.

Es egresado de la Licenciatura en Economía de la Universidad Iberoamericana, donde se graduó con mención honorífica y el promedio más alto de su generación. Cuenta con una Maestría en Economía de la London School of Economics, donde fue distinguido con la Beca British Council Chevening Scholarship Award.