Al fin, después de meses de un muy complicado proceso de reestructura, Hipotecaria Su Casita anuncia esta semana que su propuesta fue aceptada por acreedores y autoridades financieras y se declara lista para volver a operar, otorgando financiamiento a desarrolladores y adquirentes de vivienda.

El anuncio hecho por la firma del castor representa sin duda una muy buena nueva para el sector inmobiliario, noticia que, sin embargo, se ve minimizada por un creciente, generalizado y fuera de tono afán por construir, dicen, la agenda del sector.

Y es que este protagónico afán de conducir el proceso de definición de lo que debe venir para la vivienda impide reconocer que la verdadera esencia del reto habitacional sigue estando en la falta de planeación urbana, la pobreza de la coordinación institucional, los excesos regulatorios y alto grado de corrupción que sigue habiendo en los gobiernos locales, la muy escasa inversión en infraestructura y la pobreza en que viven los segmentos de población en donde, de forma natural, se concentra la demanda.

Y la miopía de estos constructores de agendas, provocará que de pronto nos encontremos con la propuesta de crear nuevos intermediarios financieros especializados, que puedan fondearse en la banca de desarrollo de la vivienda o acudir a los mercados financieros en busca de recursos para apoyar con financiamiento a segmentos de la población no derechohabientes de Infonavit o Fovissste y que salgan del área de interés de los bancos.

¿Qué hubiera pasado si estos esfuerzos estériles se hubieran dirigido en su momento a defender a las sofoles cuando se anunció su desregulación y cambio de régimen?

Porque al analizar lo que requiere el sector, con seguridad que un punto importante sería un sistema financiero integral y complementario, al que hoy le faltan figuras privadas no bancarias que vayan cubriendo los nichos que siguen quedando desatendidos.

El reto habitacional va de la mano de la capacidad de compra de la población y de un entorno que permita generar la oferta inmobiliaria y crediticia que ello implica y no, a diferencia de lo que muchos piensan, de la necesidad de cumplir las metas de un sector industrial.

Va de la mano de políticas públicas alineadas con un proyecto de nación y, en consecuencia, la vivienda es sólo un engrane más en el proceso de elevar la calidad de vida de los mexicanos, creando en el camino ciudades y regiones cada vez más competitivas.

Mucho camino por recorrer y mucho tiempo perdido: me hacen recordar aquella caricatura en que dos simpáticos ratones, Pinky, grandote y pazguato, y Cerebro, chaparro y cabezón, dedican sus mejores esfuerzos a un único objetivo: conquistar el mundo. Nada más y nada menos.

Y en tanto, siguen arreglando el mundo, el presidente de Su Casita, José Manuel Agudo Roldán, uno de los hombres que más sabe de vivienda en México, dio un enorme paso para el sector, uno más de los que ha dado en su brillante carrera, porque con su reestructura, esta sofom revive la posibilidad de contar con la figura de un intermediario financiero especializado, que permita pensar en que algún día la cobertura de nuestra población en materia de vivienda será total.

Edificios inteligentes y sustentables

Así de simple; hoy sencillamente resulta inaceptable que un proyecto inmobiliario importante no incorpore conceptos de diseño, tecnologías y materiales que permitan calificarlo como inteligente y sustentable.

Y esto hace mucho que dejó de ser una moda. Por el contrario, es una contundente realidad que nos habla del respeto que le debemos al entorno y del increíble avance de la tecnología.

Es por eso que la semana pasada hablaba en este mismo espacio del Diplomado en Edificios Inteligentes y Sustentables , que a partir del próximo 5 de julio impartirá el Instituto Mexicano del Edificio Inteligente (IMEI), y es por eso también que, en respuesta al interés de ustedes y gracias al respaldo del IMEI, conseguimos una beca para cursar esta especialidad.

¿Y para quién es la beca? Fácil, para quien al solicitarla presente la mejor exposición de motivos. La próxima semana les digo quién es el ganador de esta beca, la Beca Hombres y Mujeres de la Casa 2011.

Los invito a opinar sobre estos temas en mi blog (www.centrourbano.com) o en mi nuevo espacio en Twitter (@horacio_urbano).