Ayer nos referimos a los aspectos conceptuales de la Agricultura Digital, sus aplicaciones y avances en el sector agropecuario; en esta segunda parte comentaremos las algunas acciones que se realizan para aplicar el avance tecnológico en el seguimiento a los productos y servicios otorgados por Fideicomisos Instituido en Relación con la Agricultura (FIRA).

Uno de los retos institucionales es hacer llegar las mejores prácticas al sistema de crédito agropecuario e integrar a los pequeños y medianos productores al uso de tecnologías y herramientas de vanguardia.

En la supervisión al financiamiento otorgado a productores en las actividades primarias un Intermediario Financiero No Bancario utiliza la tecnología satelital ligada a la telefonía celular para el seguimiento al cultivo de algodón y trigo, donde la georreferenciación y el reporteo en línea hacen eficiente y eficaz el seguimiento, la información es compartida a las áreas de promoción, administrativas y directivas, así como a los acreditados, para tomar decisiones con oportunidad.

En el acompañamiento tecnológico se trabaja actualmente con un Programa de Desarrollo de Proveedores (PDP), que consiste en un modelo asociativo que permite vincular a los productores agrícolas con los compradores y las empresas agroindustriales mediante la aplicación de las mejores prácticas en Esquemas Financieros, Modelos Tecnológicos, Instrumentos de Mitigación de Riesgos y Formalización de Relaciones entre Participantes.

Participan de manera muy activa, la empresa tractora como eje, los productores organizados interesados en mejorar su productividad, un consultor especializado que tiene bajo su responsabilidad el liderazgo tecnológico del proyecto, asesores técnicos encargados de otorgar la asesoría a los productores e Instituciones Financieras que otorgan los créditos necesarios para el cultivo, la comercialización del producto, así como de las inversiones en maquinaria, equipo e infraestructura.

Durante el ciclo Otoño-Invierno 2018/2019, se monitorean con Agricultura Digital 466 hectáreas de trigo con agro insumos que incrementan la productividad, imágenes del cultivo en etapas críticas tomadas por satelitales y drones, procesamiento e interpretación de datos con la alianza estratégica de tres empresas proveedoras de estos servicios, participan 3 asesores técnicos que generan información para 30 productores.

Con ello se pretende tener información puntual en corto tiempo de densidad de población, presencia de malezas, plagas y enfermedades para dar recomendaciones oportunas, aprovechar las capacidades de consultores y asesores, e iniciar con expedientes digitales de cultivos establecidos en los predios de los acreditados.

Los desafíos en el corto plazo son superar la brecha digital existente en el medio rural, la formación de asesores que utilicen herramientas tecnológicas actuales y que el costo de su uso sea accesible a los medianos y pequeños productores.

Sin duda la tecnología digital continuará profundizando en la cultura productiva agropecuaria y en corto tiempo evaluaremos su contribución a la generación y agregación económica a las redes de valor.

*Sigfrido Chávez Mayo, Marco Antonio Cabello Villarreal son  Agente en Mexicali y Especialista en la Subdirección de Programas y Proyectos, respectivamente, La opinión aquí expresada es de los autores y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected] y [email protected]