El Informe Anual de la Estrategia de Seguridad Pública trae buenas noticias: el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública está desarrollando -y están por publicarse- los lineamientos para las redes y sistemas de seguridad pública federales, estatales y municipales. Los objetivos son homologar las redes y sistemas de radiocomunicación en beneficio de sus usuarios (los policías que se conectan a través de su radio), ampliar la cobertura, diversificar los servicios de voz y datos y aprovechar la oferta tecnológica.

Grupo de trabajo. Varias dependencias han trabajado en la modernización de la Red Nacional de Radiocomunicación (RNR): la Coordinación de Estrategia Digital Nacional de la Presidencia de la República, la Subsecretaría de Comunicaciones de la SCT y el propio Secretariado Ejecutivo.

La SCT hizo un análisis de 572 sitios de la RNR y de las redes estatales de seguridad pública. También realizó pruebas de interoperabilidad entre las tecnologías de banda angosta para radiocomunicaciones de seguridad pública de misión crítica P25, Tetra y Tetrapol. Se demostró que sólo existe interoperabilidad de voz pero no de datos, por eso hay que modernizar la RNR.

Estrategia. Lo que se busca es implementar una estrategia que garantice en el corto, mediano y largo plazos la operación de la RNR. Esta infraestructura de radiocomunicación busca que los policías, militares y cuerpos de protección civil establezcan contacto con sus centros de control para proteger a la población, combatir la inseguridad o atender situaciones de emergencia o desastres naturales.

Libre competencia. Como ha ocurrido en los 20 años de existencia de la RNR desde que se implementó en 1999, no debe existir un solo proveedor tecnológico, sino que la provisión de infraestructura, equipos y mantenimiento deberá estar abierta a la libre competencia.

Actualización a IP. Toda la red deberá operar bajo el protocolo de Internet. Esto posibilita una mejor transferencia de datos y la incorporación de aplicaciones de geolocalización, compartición en tiempo real de bases de datos, incorporación de cámaras para grabar video, reconocimiento facial y muchas otras tecnologías que hoy no están presentes en los radios de los policías.

Integración. En todo el territorio nacional existen tres tecnologías de radiocomunicación: Tetra (Ciudad de México y Estado de México), P25 (Yucatán, Jalisco, Nuevo León, Guanajuato, además de Sedena,  Semar,  Fiscalía  General  de  la  República) y Tetrapol en el resto de las entidades del país equivalente a 80%, pero no existe interoperabilidad entre ellas ni con el sistema satelital Mexsat y las redes públicas de banda ancha, lo que dificulta la coordinación entre instituciones de seguridad pública.

Independencia tecnológica. Actualmente, existe una dependencia tecnológica porque la mayoría de los estados de la República dependen del protocolo propietario Tetrapol que provee un solo fabricante: Airbus. Los lineamientos propondrán usar un estándar internacional abierto para la RNR. El Informe Anual dice que “como es imperativo migrar el protocolo actual (obsoleto) a uno nuevo, se decidió un estándar abierto para liberar la competencia entre fabricantes y tener diversas opciones de compra, fomentando también la independencia tecnológica”.

Aprovechamiento. El Consejo Nacional de Seguridad Pública ha resuelto que no se desechará la infraestructura actualmente existente mientras resulte funcional y permita la convivencia entre la actual tecnología obsoleta y la futura de IP, para no interrumpir las funciones de la RNR y no se ponga en riesgo la integridad de los usuarios y la población.

Certidumbre. La publicación de los lineamientos traerá certidumbre a los sistemas de seguridad pública federales, estatales y municipales sobre la actualización de sus respectivas redes de misión crítica. Varios estados e incluso instituciones federales como la Guardia Nacional han comprado equipos y servicios sin que el Secretariado Ejecutivo haya emitido dicho ordenamiento.

Desacierto 1. En mayo la Guardia Nacional hizo una asignación directa a Airbus por 153.4 millones de pesos. Esta adquisición provocó la salida de quien dirigía la Coordinación de Tecnologías de la Información y Comunicación de la Guardia Nacional (antes Policía Federal), porque se está depurando la institución de los vínculos con Genaro García Luna.

Desacierto 2. En mayo la Ciudad de México renovó miles de terminales de radiocomunicación Tetra para los policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a la empresa Teltronic, adquirida por Hyrera. En mayo esta empresa china se declaró en bancarrota ante un Tribunal de Quiebras de California, Estados Unidos, luego de que Motorola Solutions ganara una demanda en contra de Hytera sobre el robo de secretos comerciales y derechos de autor. Un juez del Distrito de Illinois ordenó a Hytera pagar 346 millones de dólares en daños compensatorios y 419 millones por daños punitivos.

Desacierto 3. En julio la Secretaría de Administración del Estado de Jalisco lanzó una licitación para la actualización de infraestructura de radiocomunicacion estatal para el Escudo Urbano C5. Es una asignación directa porque las características y especificaciones que deben cumplir los fabricantes sólo coinciden con las de Tetrapol. Las bases dicen que no se quiere limitar la participación de los licitantes pero se aclara que “se realizará una migración gradual hacia Tetrapol”, “se dejará de invertir en la infraestructura existente Astro P25”, se adquirirán más de 2 mil terminales “Tetrapol TPH900” y se contratará el “servicio de interoperabilidad de la Red Tetrapol con la Red MXLink” de Airbus (¿cómo una licitación sabe qué modelos de radios y aplicaciones va a adquirir cuando todavía no se presentan las propuestas técnicas?).

México es uno de los cuatro países (junto con Francia, España y Argentina) que tiene una red nacional y locales no armonizadas. Se espera que los lineamientos del Secretariado Ejecutivo terminen con licitaciones anticompetitivas que en realidad son retratos hablados.

*El autor es presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

Twitter: @beltmondi

Jorge Bravo

Presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi)

En comunicación

Analista de medios y telecomunicaciones y académico de la UNAM. Estudia los medios de comunicación, las nuevas tecnologías, las telecomunicaciones, la comunicación política y el periodismo. Es autor del libro El presidencialismo mediático. Medios y poder durante el gobierno de Vicente Fox.