Si Joe Biden se convierte en el presidente número 46 de Estados Unidos causaría volatilidad en Wall Street, pero solo en el corto plazo, coincidieron especialistas bursátiles.

Lo anterior se debe a que el mercado bursátil estadounidense reaccionaría negativamente a la propuesta de aumentar los impuestos directos a las grandes empresas de ese país, que pasaría a 28% desde el 21% actual.

Además, los inversionistas se ponen nerviosos ante los cambios en general, “no les gusta la incertidumbre”.

“A los inversionistas no les gusta mucho los cambios y después de que durante la gestión del presidente Donald Trump las ganancias de las empresas han subido bastante por la reforma fiscal que implementó, una posible victoria del demócrata Joe Biden significaría un cambio del esquema actual”, explicó Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero en Black Wallstreet Capital.

En ello coincidió Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CI Banco: “Al mercado no le gustan los cambios, ya se acomodaron a las políticas que el presidente Donald Trump está manejando porque él es pro Bolsa y con su reforma fiscal ha favorecido las utilidades de las empresas nacionales.

“Entonces en el corto plazo sí podría darse algo de volatilidad o corrección en la Bolsa de valores si gana Joe Biden, pero en el mediano plazo sería favorable porque podría haber estabilidad en las relaciones comerciales con otros países”, dijo Gordillo.

Aunque gane Biden, prosiguió el especialista, los cambios que propone a los impuestos corporativos no se espera que sucedan inmediatamente, pero es un factor que sí generaría una fuerte volatilidad en los mercados conforme se acerquen las elecciones.

Será el próximo 3 de noviembre cuando se celebrarán las elecciones presidenciales en Estados Unidos. A menos de dos meses de la contienda en las urnas, el aspirante presidencial del Partido Demócrata, Joe Biden, se ubica por delante de su adversario, el actual presidente republicano Donald Trump en estados clave, según los resultados de las encuestas más recientes del Financial Times.

Otros sondeos, como el elaborado para la emisora pública estadounidense NPR, colocan a Biden con un 52% de las intenciones de voto en las elecciones del próximo 3 de noviembre, lo que significa una ventaja de 10 puntos frente a su adversario Trump, con un 42 por ciento.

Si bien, en las encuestas aventaja Biden a Trump, los analistas de temas bursátiles explicaron que en caso de que el presidente estadounidense Donald Trump sea reelegido, los mercados tendrían la misma dinámica desde que ganó en 2016, con el mismo sentimiento y ciertos episodios de volatilidad por las decisiones políticas que ha tomado y relaciones comerciales con otros países.

“Aún con el apoyo que Trump ha tenido en el equity, al mismo tiempo ha metido mucho ruido al mercado porque la forma de negociar y el trato con las organizaciones mundiales y con China han sido muy de conflicto”, aseveró Jorge Gordillo.

Fuerte ganancia

Sin embargo, los especialistas recordaron que desde el triunfo de Donal Trump la Bolsa de valores de Estados Unidos ha mostrado una relevante apreciación. Tan solo el NASDAQ ha subido casi 108%; el industrial Dow Jones y el S&P 500 más de 55 por ciento.

“Si gana Trump el mercado se mantendría igual en el corto plazo, pero la preocupación es ¿qué efectos tendrían sus políticas para una mayor recuperación económica y de esta pandemia en los próximos años?”, aseveró Jorge Gordillo.

“A todos preocupa la dirección que está tomando su enfrentamiento con China, con el Medio Oriente, con Europa, su manejo del sector energético, eso seguirá generando volatilidad y con el riesgo de que se pueda generar una crisis mayor”, reiteró el directivo de CI Banco.

El eventual triunfo del ex vicepresidente estadounidense, en el mediano plazo podría beneficiar al mercado porque se verían posiciones menos beligerantes, una mejor relación con el mundo darían estabilidad, sin tanto ruido.

Biden ha propuesto aumentar el impuesto sobre las ganancias de capital a largo plazo al 39.6% desde un 20% actual, la misma tasa máxima que ha propuesto para los ingresos ordinarios, para aquellos que ganan más de 1 millón de dólares, según la Tax Foundation, cita un artículo de CNN.

judith.santiago@eleconomista.mx