Los principales índices del mercado bursátil estadounidense tuvieron desempeños mixtos este viernes, en una jornada que comenzó en terreno negativo, debido a más dudas en los mercado relacionadas con la deuda de China Evergrande Group.

El gigante China Evergrande Group debe 305,000 millones de dólares y se ha quedado sin liquidez, incumpliendo el plazo hasta hoy para pagar 83.5 millones de dólares y dejando la duda de si lo conseguiré antes del periodo de gracia de 30 días.

El índice principal Dow Jones, integrado por 30 gigantes industriales, subió 0.10% hasta el nivel de 34,798 puntos. El S&P 500, de 500 componentes, subió 0.15% a 4,455.48 unidades, mientras el Nasdaq tecnológico cayó -0.03% a 15,047.70 puntos.

 

Sin embargo, a pesar de las dudas, Wall Street terminó la semana con un balance positivo para sus principales índices, aunque con ganancias marginales: el Dow ganó 0.6%; el S&P 500, 0.5%, y el índice Nasdaq, 0.02%, con ligeros movimientos.

En la jornada destacó una caída de más de 6% en las acciones de Nike, que advirtió sobre retrasos en la temporada de compras navideñas por una crisis de la cadena de suministro que arrastró a empresas como Under Armour y a Foot Locker.

jose.rivera@eleconomista.mx