Los principales índices bursátiles del mercado estadounidenses operan con pérdidas. Wall Street se pinta de rojo ante un alza de los rendimientos de los bonos del Tesoro después de que ayer el presidente estadounidense, Joe Biden, nominó a Jerome Powell para dirigir por otro periodo la Reserva Federal (Fed).

La posibilidad de que Powell se mantenga como presidente del banco central aumenta las posibilidades de que continúe la reducción de estímulos a la economía y que en 2022 haya aumentos a la tasa de interés. Los inversionistas se alejan de los valores tecnológicos y se cargan del lado del sector de bancos.

El índice tecnológico Nasdaq encabeza las pérdidas y retrocede -1% a 15,696.92 luego de haber marcado ayer un nuevo máximo histórico. La referencia S&P 500, de 500 valores, se mueve -0.23% a 4,672.31 unidades. El Promedio Industrial Dow Jones, de 30 valores, cede -0.06% al nivel de 35,598.91 puntos.

Entre los valores tecnológicos de alta capitalización destaca la caída de las acciones de Microsoft Corp, con una pérdida de -1.54% a 334.60 dólares. Los papeles de Apple Inc se mueven -0.71% a 159.88 dólares. En las alzas, JP Morgan y Goldman Sachs destacan con avances de 1.67% y 1.16 por ciento.

 

jose.rivera@eleconomista.mx