El mayor operador de petróleo del mundo, Vitol, alcanzó un acuerdo con la compañía nacional iraní NIOC para prestarle el equivalente a 1,000 millones de euros garantizados en futuras exportaciones de productos refinados, dijeron cuatro fuentes cercanas al tema.

El acuerdo de prefinanciamiento es el primer contrato de su tipo firmado entre Irán y un operador desde que se levantaron las sanciones internacionales en su contra a inicios del 2016. Vitol y la estatal NIOC (por sus siglas en inglés) se negaron a emitir comentarios.

La cooperación pone de relieve la veloz recuperación de la industria petrolera en Irán, apenas un año después del término de sus sanciones, que permite a Teherán reposicionarse en el mercado energético frente a su archirrival, Arabia Saudita.

También restablece algunas antiguas alianzas con las compañías occidentales, ya que Teherán se beneficia del alivio de las sanciones impuestas por la Unión Europea y de las menores restricciones de Estados Unidos en cuanto al acceso a dólares, algo que Irán necesita para reavivar su economía.

Las compañías internacionales aún ven con suspicacia los negocios con Irán por temor a violar un complejo entramado de leyes y las grandes petroleras como Shell, BP y Eni han retornado lentamente a sus compras regulares de combustible iraní.

El acuerdo entre Vitol y Teherán fue firmado en octubre y entrará en vigor este mes, dijo una de las fuentes basadas en Irán.

"Está denominado en euros (el crédito) (...) con una tasa de interés de alrededor de 8% a cambio de productos refinados de crudo", dijo la fuente, y añadió que algunos productos podrían ser suministrados por una firma privada en lugar de por NIOC.

Los principales productores de crudo de Oriente Medio, entre ellos Irán, siguen siendo renuentes a vender petróleo a operadores, ya que prefieren controlar los precios y el destino de sus suministros por sí mismos.

[email protected]