El conglomerado industrial regiomontano Alfa, reportó este miércoles a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), una caída en su utilidad neta del tercer trimestre del 2021 de 29.33% con respecto al mismo periodo del año pasado, al pasar de 4,716 millones de pesos a 3,333 millones de pesos.

La compañía obtuvo un crecimiento en sus ingresos de 17.72% entre julio y septiembre, al pasar de los 67,574 millones de pesos, a los 79,551 millones, con respecto al tercer trimestre del 2020.

En flujo operativo (EBITDA), la firma mostró un incremento de  1.19%,al pasar de 9,565 millones a 9,679 millones de pesos.

Dentro de sus principales estrategias está la reducción en su nivel de apalancamiento.

En el reporte, el director general de Alfa, Álvaro Fernández, anunció que para acelerar la reducción de su deuda una de las iniciativas es la potencial venta de Axtel.

Dicha filial mostró una contracción en su EBITDA de 7% año contra año, principalmente por una baja en las ventas en el segmento de Gobierno y atrasos en la implementación de proyectos por disponibilidad limitada ante el desabasto global de semiconductores.

Por su parte, Sigma reportó un menor avance pues su EBITDA se redujo 2%, pues el crecimiento en México y América Latina fue contrarrestado por Estados Unidos y Europa. Por el contrario, el flujo operativo del canal Foodservice aumentó 9 veces en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Alpek, por su parte, presentó un incremento en su nivel de ingresos del 41.1%, datos superiores al consenso de analistas, y un aumento del 41% en su EBITDA, derivado de un crecimiento en el volumen de plásticos y químicos del 15.8% equivalentes a 271 miles de toneladas, según un reporte de Monex.

valeria.lopez@eleconomista.mx