El grupo suizo de plaguicidas y semillas Syngenta dijo este miércoles que espera que su adquisición por parte de ChemChina por 43,000 millones de dólares se cierre en el segundo trimestre de 2017, mientras avanza la aprobación regulatoria del acuerdo.

La operación es importante para China, el mayor mercado agrícola del mundo, que espera que la cartera de productos químicos y de semillas patentadas de Syngenta la ayude a reforzar los suministros de alimentos para su enorme población.

"ChemChina y Syngenta han hecho avances significativos para lograr las aprobaciones regulatorias necesarias y el cierre de la transacción", dijo Syngenta, que reportó el miércoles ganancias estructurales ligeramente mejores de lo esperado para el 2016.

La compañía dijo que no planea pagar un dividendo sobre las ganancias de 2016. Los analistas esperaban un pago de 11.60 francos suizos por acción, frente a los 11 francos del año pasado.

A las 1047 GMT, las acciones de Syngenta subían un 1.72%, a 432.70 francos suizos (unos 434 dólares), pero seguían por debajo de la oferta de ChemChina de 465 dólares por acción más un dividendo especial de cinco francos.

"Todavía vemos probabilidades muy altas (90%) de un cierre exitoso del acuerdo", dijo en una nota el analista Jeremy Redenius, de Bernstein Research.

Los potenciales obstáculos antimonopolio han captado la atención de los inversionistas, en momentos en que otros dos importantes acuerdos en la industria de plaguicidas y semillas están siendo analizados por los reguladores de todo el mundo: la adquisición de Monsanto por parte de Bayer y la fusión de Dow Chemical y DuPont.

La fecha límite para la adquisición de Syngenta fue pospuesta el año pasado al primer trimestre de 2017, pero los reguladores antimonopolio de la Unión Europea prorrogaron en enero el plazo de su decisión al 12 de abril.

estrategias@eleconomista.mx