La inmobiliaria ha aprobado lanzar una ampliación de capital por un importe de 87 millones de euros, a la que el accionista de control de la inmobiliaria, Carlos Slim, se ha comprometido a acudir, según informó la empresa.

En virtud de la operación, la inmobiliaria emitirá 150 millones de nuevas acciones a un precio de 0.58 euros por acción, el mismo que Slim pagó en la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) con la que se hizo con el control de la compañía.

Con esta operación, Realia pretende reforzar su estructura financiera como paso previo al inicio de la reestructuración de la deuda de la compañía, que asciende a 1,067 millones, la mitad de la cual vence en los próximo años.

Lo anterior, en el contexto de las pérdidas por 14.7 millones de euros que recién mostró la compañía, y que esta atribuye a la mejora de sus márgenes operativos y a la reducción de los costos financieros.

El beneficio bruto de explotación (EBITDA), se ha disparado un 38.6% en los nueve primeros meses de 2015, hasta los 30.5 millones de euros.

Por el contrario, los ingresos de Realia han disminuido un 19.5% entre enero y septiembre, hasta situarse en 72.2 millones de euros, "por la menor venta de promociones".

Hasta el mes de septiembre, Realia presentaba una deuda de 1,069 millones de euros, un 2.1% menos que la del año pasado, gracias a la generación de caja de la compañía española.

[email protected]