En la llamada era poselectoral Trump, los administradores de fondos de capital privado especializados en el desarrollo inmobiliario aseguran que inversionistas institucionales, locales y extranjeros, comienzan a abrir la llave del financiamiento que habían pausado, luego de los resultados de los comicios electorales de Estados Unidos.

Las administradoras de fondos para el retiro (afores) siguen cautelosas, pero ya abrieron la llave un poco, aunque no con tanta velocidad y los extranjeros también , aseguró Javier Barrios, socio director de la firma de bienes raíces MIRA Companies, que el año pasado fue la primera en colocar un certificado de proyecto de inversión en el mercado de valores local.

Durante el 12 Summit de Capital Privado organizado por la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), los inmobiliarios y manejadores de fondos de capital privado consideraron que en el mercado ya hay más liquidez que la observada el año pasado y de cierta manera, la amenaza comercial de Estados Unidos vino a poner los pies sobre la tierra al sector.

Hay mucho nerviosismo, pero creo que se quitó mucho de la presión en precios y en sobrevaluaciones que potencialmente se sentían venir, lo único que hizo fue poner los pies en la tierra , aseguró Adrián Aguilera, cofundador y socio de Vertex Real Estate.

Se espera mayor rentabilidad

Por su parte, el Head of Portfolio Management & Business Development de PGIM Real Estate, Enrique Lavín, dijo que en adelante se espera que tanto los centros comerciales, naves como los parques industriales, hoteles y oficinas generen rentabilidades más altas.

El desarrollo y arrendamiento de parques y naves industriales fue el más presionado tras la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, pues amenazaba con cancelar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Después de unos meses, el panorama se ha ido acomodando y ahora se habla de cambios menores al acuerdo.

No obstante, para algunos manejadores de capital privado significó cambiar de estrategia, de una en la que se buscaba hacer más desarrollo a otra donde la prioridad fue estabilizar el portafolio de propiedades y ofrecer valor agregado para los inversionistas.

Este cambio de estrategia nos ha ayudado a que nuestros inversionistas regresaran otra vez a la mesa con nosotros , aseguró el director general de Grupo IGS, Antonio Ruiz Galindo.

El también expresidente de la Amexcap explicó que el efecto Trump impactó en el desarrollo y arrendamiento de propiedades inmobiliarias y no sólo retrasó el levantamiento de capital en el mercado local, sino activó la cautela por parte de los inversionistas y los tomadores de papeles.

[email protected]