El gasto en construcción de Estados Unidos cayó por sexto mes consecutivo en mayo, a su peor nivel en más de una década, según dijo este viernes el Departamento de Comercio, en un informe que reflejó el débil ritmo de actividad en el sector que normalmente es un gran empleador.

El gasto en construcción bajó 0.6%, similar al descenso revisado de abril que originalmente había sido informado como un incremento de 0.4 por ciento. Economistas sondeados por Reuters habían previsto que el gasto en construcción de mayo permanecería estable.

El gasto total de mayo registró una tasa anual ajustada por estacionalidad de 753,480 millones de dólares, la más baja desde los 751,400 millones de septiembre de 1999, dijo el departamento.