El metal dorado cayó 1% el martes, a su menor nivel del 2019, ya que una serie de positivos datos económicos aumentó la demanda por activos más riesgosos.

El lingote fue presionado además por las alzas del dólar.

El oro al contado perdió 1.1%, a 1,273.91 dólares la onza, tras caer más temprano a su menor nivel desde el 27 de diciembre, a 1,272.70 dólares.

Los futuros del oro en Estados Unidos, en tanto, cerraron con una baja de 1.1%, a 1,277.20 dólares.

Señalando el fuerte atractivo de los activos de riesgo, Wall Street subió respaldado por  mejores resultados que los esperados de gigantes del cuidado de la salud, sumando impulso en las acciones globales debido a datos económicos de China y una mejoría en la confianza en Alemania.

El dólar también subió, encareciendo el metal precioso para tenedores de otras monedas.

Los inversionistas ahora esperan los datos del Producto Interno Bruto chino para tener más pistas sobre el crecimiento mundial.

En el lado técnico, analistas y operadores dijeron que el oro podría presentar nuevas pérdidas después de que cayó por debajo de su promedio de movimiento de 50 y 100 días.

En otros metales preciosos, la plata bajó 0.2%, a 14.97 dólares la onza, tras tocar su mínimo desde el 26 de diciembre, a 14.81 dólares, en la víspera. El platino al contado perdió 0.5%, a 881 dólares, y el paladio descendió 0.6%, a 1,353.26 dólares.

Zinc cae más de 3%

Los precios del zinc cayeron más de 3% el martes, después de que el gran flujo entrante del metal en almacenes de la Bolsa de Metales de Londres (LME) animó las expectativas de un pronto fin a la escasez de suministro.

El zinc referencial en la LME cerró con una pérdida de 3.1%, a 2,809.50 dólares la tonelada, tras tocar un mínimo de tres semanas.

El precio del metal, usado especialmente en la galvanización del acero, ha aumentado cerca de 14% en lo que va del año, gracias a una escasez de oferta que llevó los inventarios en la LME a mínimos récord.