El petróleo cerró el lunes 6 de enero en leve alza tras llegar a niveles récord la noche del domingo en medio de la creciente tensión entre Estados Unidos e Irán.

El barril de Brent para entrega en marzo subió 0.45% a 68.01 dólares en Londres mientras que en Nueva York el barril del West Texas Intermediate (WTI) para febrero aumentó 0.35% a 63.27 dólares.

El Brent llegó a estar en las primeras horas del lunes a 70.74 dólares, un nivel jamás alcanzado desde mediados de septiembre. El WTI llegó en la jornada a 64.72 dólares; su valor más alto desde finales de abril.

Tras esos picos, "el mercado se enfrió un poco" durante la tarde, dijo David Madden, de la firma CMC Markets.

Advirtió, empero que los precios seguirán tendiendo a subir "en tanto no decline la tensión entre Washington y Teherán"

"Los inversionistas están a la defensiva", sintetizó Craig Erlam de la firma Oanda. "Esperan lo mejor pero temen lo peor", dijo David Madden.

El petróleo se disparó el viernes cuando un influyente militar iraní fue muerto en Bagdad en un ataque aéreo ordenado por Washington. Teherán prometió venganza y solidificó el temor a una escalada bélica en una región vital para el abastecimiento mundial de crudo.

kg