El laboratorio farmacéutico estadounidense Pfizer anunció este martes unos sólidos objetivos financieros para 2018 a tras la reforma fiscal y los altos beneficios de 2017 mayores debido a un crédito fiscal de 11,000 millones de dólares.

Las ventas de medicamentos deberían situarse entre 53,500 y 55,500 millones de dólares, para un beneficio por acción ajustado de entre 2.90 y 3 dólares, según detalló el grupo, explicando que su tasa de imposición iba a disminuir a 17%, frente a un 23% en 2017.

Los mercados financieros anticipan 53,880 millones de dólares y 2.78 dólares, respectivamente.

Pfizer estimó en más de 200,000 millones de dólares el dinero que tiene fuera de Estados Unidos, y anunció que pagará una deuda de 15,000 millones de dólares al fisco estadounidense para repatriar ese dinero.

La reforma fiscal adoptada por el gobierno de Trump bajó netamente la tasa de imposición de las empresas y puso en marcha medidas especificas para incitarles a llevar a Estados Unidos el dinero que permanece en el extranjero y a invertirlo.

En 2017 el laboratorio estadounidense registró unos sólidos resultados trimestrales y anuales, marcados, sin embargo, por un ligero descenso de la venta de medicamentos a causa de la competencia de los genéricos.

Los beneficios son aun más elevados si se le suma un crédito fiscal de 11,000 millones de dólares inscrito en las cunetas por el fabricante de Viagra, con lo que ascienden a 12,270 millones en el cuarto trimestre y 21,310 millones en el año.

erp