El peso mexicano concluyó las primeras operaciones de la semana con pérdidas contra el dólar. Al finalizar la jornada, el tipo de cambio se ubicó en 18.8780 unidades por dólar, lo que significó un retroceso de 12.10 centavos (0.64%) con cifras del Banco de México (Banxico).

Sin indicadores económicos que influyeran en la cotización, la moneda mexicana se ajustó a la baja, tras romper un fuerte nivel de soporte ubicado en 18.80 unidades. El cruce de monedas se movió en un rango diario de 15.36 centavos, entre 18.7514 unidades por dólar, al comenzar las operaciones, y 18.9050, en el techo de la cotización.

El mercado se mantiene en espera de noticias relevantes sobre las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos. Funcionarios de ambos países cruzaron declaraciones que no son positivas para los activos de riesgo como el peso.

Lu Kang, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, calificó en Pekín como difamatorias las declaraciones que Mike Pompeo, secretario de Estado estadounidense, hizo el viernes sobre una contribución del país asiático en el colapso económico de Venezuela. Añadió que pronto los países de América Latina entenderán quién es su "verdadero amigo".

Regresan volatilidad y temor 

El índice Fear & Greed, que sirve para conocer el sentimiento de los inversionistas, registra un nivel de 67 unidades, contra un previo de 75 al cierre del viernes. La medida creada por CNN Business expresa el temor u optimismo en el mercado por medio de una escala de cero a 100 en la que cero significa el mayor grado de temor y 100, optimismo extremo.

En tanto, el índice Vix, que mide la volatilidad en el mercado, cerró con un avance de 2.41% que lo ubicó en un nivel de 12.30 enteros. El Vix ligaba el viernes tres sesiones a la baja, con un retroceso de 14.28 unidades a 12.01 el viernes.

Camino por recorrer

Ángel Amancio, analista independiente y trader con experiencia en Madrid y nueva York, asegura que el movimiento del tipo de cambio responde a una venta "prudente" por parte de los inversionistas. "Algunos de los inversionistas que llegaron tarde para aprovechar la bajada del dólar-peso comenzaron a vender de golpe y eso ocasionó que el tipo de cambio subiera por encima de 18.90 pesos", explicó.

En el aspecto técnico, el peso se mantiene por debajo de su media media móvil de 200 días, de 18.9556 unidades. Esto significa que su rango de operación oscila en una zona cercana. En el corto plazo, la media móvil de cinco días es de 18.8693 pesos por dólar. Al ligar dos al alza, la paridad podría moverse aún más en favor del dólar.

" El par de divisas se mantiene estable y quizá se mantenga así esta semana, pero la tendencia del dólar a largo plazo es alcista. Las tendencias a largo plazo son mucho más fuertes que las de corto plazo. Si se revisa en una gráfica, vemos que ese es el patrón y es poco probable que el peso se estacione en esa zona por mucho tiempo", explicó Amancio.

Los precios del petróleo crudo a nivel internacional  retroceden de forma ligera, lo que favorece la apreciación de la moneda estadounidense. El crudo West Texas Intermediate, de referencia estadounidense, retrocedió 0.36% y cotizó en 65.30 dólares por barril.

Dólar desacelera retroceso

El dólar sigue a la baja contra sus principales cruces, pero su caída comienza a desacelerar. El Índice Dólar, que mide su fortaleza contra seis monedas de referencia, cayó 0.04% y se ubicó en 96.93 unidades. Su media móvil de 200 días es de 97.06 enteros.

[email protected]