La divisa mexicana gana 6.96% contra el dólar en el último mes. Hace un par de días cerró su mejor nivel en casi siete meses, y ayer 27 de octubre, finalizó en 20.9460 pesos por dólar, en comparación con los 22.5120 unidades en que se intercambió el 28 de septiembre, según datos del Banco de México.

En este periodo, el peso es la moneda con mayor apreciación frente al billete verde entre diversas divisas de economías emergentes. El rand sudafricano gana 5.24%, el rublo ruso 2.49%, el peso colombiano 1.64%, la rupia de Indonesia 1.57%, el peso chileno 1.49% y la rupia india 0.17%, en tanto que el real brasileño pierde 0.76%, el peso argentino 2.87% y la lira turca 4.68%, según Refinitiv.

“El peso se consolida con un comportamiento positivo y superior al de otras monedas emergentes, tanto latinoamericanas como del resto del bloque emergente. Asimismo, ante la expectativa fortalecida de que Banxico no bajará la tasa, esto le da soporte al peso derivado de que se mantiene un diferencial atractivo entre las tasas de pesos y dólares”, escribieron los analistas de Invex.

En el mismo periodo el índice dólar, que muestra el desempeño del billete verde frente a una canasta de diversas monedas, muestra un retroceso de 1.42% de 94.278 a 92.940 enteros, según Refinitiv.

El yen japonés se ha apreciado 1.03%, mientras que el euro ha cedido 1.12% y la libra esterlina -1.68%, todos frente a la divisa estadounidense.

Alejandra Marcos, directora de Análisis de Banco Intercam dijo en una nota para inversionistas que la tolerancia del partido demócrata en Estados Unidos a un mayor déficit fiscal ha debilitado al dólar. De acuerdo con diferentes encuestas, Joe Biden, candidato de dicho partido, tiene una probabilidad del 87% de ganar las elecciones presidenciales el próximo martes.

“El déficit fiscal de EU pudiera ampliarse aún más de lo estimado para el cierre del 2020. Se estima que el déficit fiscal del 2020 en Estados Unidos aumente hasta niveles de 16%, para después reducirse dado el crecimiento económico esperado. Ello podría seguir debilitando al dólar”, explicó.

Según el área de Análisis de CIBanco, este optimismo en la moneda mexicana es resultado de la perspectiva de los inversionistas de que a pesar del retraso en las negociaciones de un paquete de estímulos económicos-fiscales en EU terminará habiendo un resultado favorable, aunque este sea hasta después de las elecciones; la consideración de que no habrá un conflicto post-electoral en EU y que la vacuna contra el Covid-19 está cerca de aprobarse.

Los  analistas de Banorte refieren que la semana pasada el dólar se debilitó, lo que permitió ganancias tanto en monedas desarrolladas como en emergentes.

Los estrategas de CIBanco previenen sobre posibles cambios repentinos en la tendencia de la divisa mexicana, “no se puede descartar que a la menor señal de cambio (negativo) en alguno de estos tres elementos, los operadores busquen cubrirse y se traduzcan en episodios de presión para la moneda mexicana”,  advirtieron en su análisis.

Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base comentó que durante la mañana del martes, la paridad peso-dólar tocó un mínimo de 20.8322 pesos, nivel no visto desde el 11 de marzo, que derivó en compras anticipadas de dólares y una mayor demanda por coberturas.

Suben contratos en Chicago

Entre el 29 de septiembre y el 20 de octubre, con los últimos datos disponibles, las posturas especulativas netas a favor del peso en el mercado de Chicago muestran un crecimiento de 57%, de 12,636 contratos de 500,000 pesos cada uno a 19,842 contratos, según Refinitiv.

Estos contratos, representan poco del volumen operado total del tipo de cambio entre el peso y el dólar, pero son una  referencia del sentimiento del  mercado, pues reflejan la percepción que existe sobre la moneda mexicana para anticipar futuros movimientos de apreciación o depreciación.

De acuerdo con el reporte del Chicago Mercantile Exchange, los contratos con postura alcista crecieron 29.80%, de 43,334 a 56,246 contratos, mientras que aquellos con una postura bajista, mostraron un repunte de 18.59% de 30,698 a 36,404 contratos.

A pesar de este repunte mensual, el peso tiene todavía una depreciación de 10.91% en el año, desde los 18.886 pesos por dólar en que cerró el 2019.

Debido a la crisis causada por el Covid-19, el peso tocó su peor nivel en la historia frente a la moneda de EU el 23 de marzo a 25.135 pesos por dólar.

claudia.tejeda@eleconomista.mx