El peso mexicano terminó la última jornada de junio con una ligera ganancia frente al dólar. El tipo de cambio se ubicó en 22.9570 unidades por dólar al cierre de las operaciones, contra su registro de 23.1110 pesos ayer, con datos del Banco de México (Banxico).

La paridad se movió a la baja tras acercarse a un nivel de resistencia técnico relevante, lo que permitió revertir la apertura negativa. Antes, el cruce se movía en favor del dólar ante el temor por las nuevas cifras de coronavirus en el mundo y tensiones comerciales.

El movimiento dejó a la moneda local una ligera ganancia de 15.40 centavos, equivalentes a una variación de 0.67 por ciento. En su peor nivel de esta jornada, el par de divisas alcanzó un máximo de 23.2265 unidades, mientras que el mínimo fue de 22.9347 unidades.

 

A pesar de la jornada positiva, el peso acumuló en el mes una pérdida de 73.30 centavos que equivalen a 3.30% contra su cierre del 29 de mayo. Se trata del peor desempeño mensual del peso desde marzo, cuando vivió su peor retroceso acumulado desde 1994.

El peso comenzó el mes con fortalecimientos, pero perspectivas para la economía local, las crecientes cifras de Covid-19 en el país y la prolongación de las medidas de confinamiento en conjunto terminaron por minar su desempeño en junio.

El análisis del periodo

En la comparación trimestral, el peso se movió desde un nivel de 24.1290 unidades por dólar en su cierre de marzo. Esto significa una recuperación de 1.0180 unidades en el periodo, que equivale a una variación acumulada de 4.22% en favor de la divisa local.

Por el contrario, el balance anual es negativo. Contra su último registro de 2019 de 18.8860 pesos, la divisa mexicana ha perdido 4.0710 unidades, que son equivalentes a una variación de 21.56%, lo que evidencia el impacto a mediano plazo de la crisis.

De acuerdo con Ángel Amancio, trader con experiencia institucional en Madrid y Nueva York, el comportamiento del peso en estos periodos refleja el contexto del coronavirus. El menor nivel de confianza en junio no es una buena señal para la divisa, explicó.

"Ya no estamos en los mismos niveles de preocupación que había en los mercados cuando inició la pandemia, pero es claro que en 2020 el coronavirus marcó al peso. Las pérdidas en el mes son porque el mercado se prepara para más problemas", dijo.

[email protected]